Qué es la Comida Chatarra

La comida chatarra, también coloquialmente, “comida rápida” o “fast food“, es un término peyorativo para “alimentos altos en calorías pero con niveles reducidos de nutrientes“.

La comida chatarra a menudo contiene altos niveles de grasas saturadas, sal o azúcar y numerosos aditivos alimentarios como el glutamato monosódico y la tartrazina; al mismo tiempo, carece de proteínas, vitaminas y fibras dietéticas, entre otros atributos saludables.

Se ha vuelto popular entre los fabricantes porque es relativamente barato de producir, tiene una larga vida útil y puede que ni siquiera requiera refrigeración.

Es popular en todo el mundo porque es fácil de encontrar, requiere una preparación mínima o nula antes del consumo y puede mostrar una amplia gama de sabores.

En todo el mundo, el consumo de comida chatarra se ha asociado con obesidad, enfermedad coronaria, diabetes tipo 2, hipertensión y caries. También hay inquietudes sobre el marketing dirigido a los niños.

Clasificación de las Comidas Chatarras

Lo que constituye una comida poco saludable puede ser confuso y, según los críticos, está influenciado por la clase, la cultura y el juicio moral.

La comida rápida tipo hamburguesa y papas fritas provista por compañías como McDonald’s, KFC, Burger King y Pizza Hut están etiquetadas como comida chatarra.

Otros alimentos, como el arroz blanco, las papas al horno y el pan blanco tampoco se consideran comida chatarra a pesar de tener un contenido nutricional reducido en comparación con los alimentos integrales.

De manera similar, en los Estados Unidos, los cereales para el desayuno se consideran tradicionalmente saludables, pero pueden contener altos niveles de azúcar, sal y grasa.

Efectos en la Salud

Una de las principales consecuencias de comer comida chatarra es que cuanto mayor es su consumo, menos probabilidades se tienen de seguir una dieta saludable.

Este patrón alimentario está relacionado con el aumento de la incidencia de la obesidad y sus complicaciones.

Las personas que consumen grandes cantidades de alimentos nutritivos, como frutas y verduras, tienen menos probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Los fanáticos de la comida chatarra pueden tener aumentos significativos en el colesterol y la presión arterial, así como el aumento de peso.

Comida Chatarra en la Infancia

En la infancia, la ingesta de este tipo de alimentos se presenta como una de las principales causas de obesidad y, por lo tanto, su venta ha sido prohibida en las escuelas.

Aunque todos saben que no es saludable, es muy común reemplazar una comida adecuada con bocadillos menos nutritivos.

Y el consumo de alimentos considerados comida chatarra no ocurre solo en bares o máquinas expendedoras. Las margarinas, aceites y azúcares también encajan en esta categoría de alimentos y deben consumirse con moderación.

Campañas

En todo el mundo, la comida chatarra ha sido objeto de campañas gubernamentales dirigidas a restaurar el consumo de alimentos saludables.

En el Reino Unido, Los anuncios dirigidos a niños estan prohibidos en los horarios de protección al menor.

La prohibición incluía la comercialización con celebridades, personajes de dibujos animados y declaraciones de propiedades saludables y nutricionales.