Mujer horneando galletas

Dependiendo de cómo esté construido y de su tamaño, cualquier cuenco plegable puede ser más adecuado para una necesidad que para otra. Por lo general, los cuencos de plástico pesados ??de paredes duras se venden principalmente teniendo en cuenta las necesidades de una cocina pequeña, mientras que los cuencos de lados más blandos que se comprimen casi completamente planos generalmente están diseñados para viajar o acampar. Algunos tazones son resistentes al calor y al frío y se pueden usar en microondas o congeladores, mientras que otros están diseñados solo para contener líquidos cuando no sería práctico usar un tazón normal. En algunos casos, un cuenco plegable puede servir para muchos propósitos, como plato, tabla de cortar o tapa. El volumen de un cuenco plegable puede ser importante, porque no siempre es obvio cuánto o qué poco podrá contener un cuenco cuando está aplanado.

En general, un cuenco plegable puede estar hecho de plástico, silicona o metal. Los tazones de plástico tienden a estar diseñados para usarse como tazón para mezclar o servir en la cocina y es posible que no sean seguros en un microondas o lavavajillas. Los tazones de silicona generalmente son muy duraderos y se pueden usar en un microondas, congelador y lavavajillas, aunque la silicona puede desgastarse o las áreas rígidas de plegado pueden romperse o dejar de bloquearse con el tiempo. Un cuenco de metal es duradero pero a menudo pesado, y es posible que los lados no estén revestidos de otro material, lo que significa que el aspecto hermético del cuenco podría depender únicamente de la fuerza con que se presionan los anillos individuales que forman las paredes. Menos comunes para cocinar, algunos tazones están hechos de plásticos tejidos y se parecen más a bolsas, aunque pueden ser útiles para contener agua o mezclar ingredientes al acampar.

Si ahorrar espacio es muy importante, entonces sería bueno seleccionar un cuenco plegable que sea compacto y sirva para más de un propósito. Algunos tazones tienen un fondo muy duro hecho de un material grueso que se puede usar como tabla de cortar cuando están planos. El mismo tipo de diseño podría permitir que un cuenco plegable aplanado sirviera como plato poco profundo. En algunos casos, los juegos de tazones se pueden fabricar de manera que un tazón plano pueda servir como tapa para otro. Los tazones de metal a veces tienen asas con bisagras que se abren hacia afuera para que se puedan usar como plato de cocina.

También es importante observar la construcción general del cuenco plegable. Si las paredes del cuenco se sienten delgadas o el mecanismo utilizado para expandir y contraer las paredes parece endeble o funciona de manera inconsistente, entonces podría haber otra opción mejor disponible. El peso del recipiente y la cantidad que puede contener el recipiente también son importantes, especialmente cuando se usa el recipiente para viajar. Una última cosa que hay que buscar en un tazón plegable es la forma en que el fabricante pretendía que se usara, porque un tazón para comer podría no servir muy bien como tazón para mezclar.