El tazón de masa debe ser lo suficientemente profundo para acomodar un lote estándar de masa.

Algunas de las características que pueden ayudarlo a elegir el mejor recipiente para masa son el tamaño y la forma, la asequibilidad y si el acabado de madera está bien aplicado y es visualmente atractivo. Los tazones de masa se pueden comprar nuevos o usados, y pueden estar disponibles como antigüedades. Es importante tener en cuenta el tamaño y la forma del recipiente, especialmente si va a utilizar el recipiente para cocinar y no simplemente como una pieza ornamental, y el tamaño puede variar de muy grande a bastante pequeño. Como la mayoría de los tazones de masa están hechos de madera, el acabado también puede ser un factor decisivo y no debe astillarse ni descascararse.

Comprar un tazón de masa recién hecho es una opción cuando busca el mejor tazón que pueda encontrar. Los tazones de masa nuevos a menudo son hechos a mano en lugar de producidos en masa, y esto puede agregar al atractivo rústico de la pieza. Si decide buscar un tazón de masa usado o antiguo, busque uno que no esté dañado, abollado o rayado. Las antigüedades pueden ser más caras, pero pueden ser una buena adición a su cocina o piezas de exhibición.

La profundidad del tazón también es importante y debería ser suficiente para acomodar la cantidad promedio de masa que planea mezclar en él. El recipiente debe poder colocarse sobre la superficie de la cocina sin volcarse, para evitar que el contenido se derrame accidentalmente. Incluso si el tazón de masa se va a utilizar como una pieza ornamental, como un frutero o un centro de mesa, debe asegurarse de que sea lo suficientemente grande para contener todos los elementos que le gustaría colocar dentro. Muchos tazones de masa están hechos con asas para facilitar su transporte, y esta podría ser una característica que le resultaría útil.

Si compras un tazón de masa usado o antiguo, es posible que necesites hacer un poco de trabajo de restauración. Si es necesario restaurar el tazón, tenga cuidado de utilizar materiales que sean seguros para el tipo de madera de la que está hecho el tazón y asegúrese de seguir las pautas de seguridad. Esto es especialmente cierto para un cuenco de masa que se utilizará para almacenar o preparar cualquier tipo de producto alimenticio. Si el acabado muestra algún signo de comenzar a astillarse o descascararse, probablemente sea el momento de volver a terminar el tazón.