Los guantes para barbacoa deben proporcionar una protección adecuada contra las llamas y el calor.

Los guantes para barbacoa deben, ante todo, proporcionar una protección adecuada contra el calor y las llamas. Además, deben ser duraderas y fáciles de limpiar. Los guantes de barbacoa ideales son cómodos y ofrecen un agarre firme para minimizar el riesgo de accidentes durante la cocción. Cocinar a la parrilla (BBQ) es a menudo un ejercicio social además de culinario, y muchos chefs descubren que disfrutan especialmente asar la comida mientras usan guantes que también se ven bien.

Los guantes para barbacoa pueden evitar que los cocineros toquen la carne cruda si no se han lavado las manos.

La característica más importante de los guantes para barbacoa es su capacidad para proteger al usuario contra las llamas y el calor. Los guantes deben estar aislados para que el contacto prolongado con superficies calientes y platos no sea incómodo. Los diferentes guantes están clasificados para diferentes tipos de exposición y deben usarse de la manera prevista. Las llamaradas son comunes al asar a la parrilla, y los guantes para barbacoa deben ser lo suficientemente largos para proteger completamente contra llamas inesperadas. Muchos cocineros optan por guantes que cubran de forma segura las muñecas o incluso los antebrazos.

Los guantes utilizados para cocinar al aire libre deben ser resistentes. Un par de guantes debe poder sobrevivir a pequeños accidentes y soportar un uso intensivo. Los guantes de cuero suelen ser una excelente opción para la durabilidad, pero algunas telas y sintéticos modernos también funcionan muy bien.

La facilidad de limpieza es un factor importante. Incluso los cocineros más cuidadosos derramarán algo en sus guantes tarde o temprano. Peor aún, tarde o temprano la mayoría de los cocineros se olvidan de lavarse las manos después de tocar carne cruda. Los guantes deben ser fáciles de limpiar o tener forros extraíbles que sean fáciles de limpiar para lidiar con el sudor resultante del uso normal y la exposición ocasional inadvertida a bacterias.

Cocinar en una parrilla implica mover mucho los alimentos de un lado a otro, por lo que un par de guantes para barbacoa deben tener un agarre resistente y confiable. Algunos tienen superficies de agarre texturizadas, mientras que otros ofrecen dedos individuales en lugar de la construcción de guantes más tradicional. En cualquier caso, un cocinero debe poder sostener cómodamente incluso platos resbaladizos con guantes.

Desde los rusos que cocinan brochetas hasta los estadounidenses que cocinan hamburguesas a la parrilla, cocinar a la parrilla es a menudo un esfuerzo social. El factor decisivo a la hora de comprar guantes para asar suele ser el atractivo visual. Las preferencias individuales varían y algunos cocineros optan por guantes con logotipos deportivos o mensajes específicos. Otros prefieren la apariencia básica y utilitaria del cuero sin adornos. En cualquier caso, la apariencia de los guantes para barbacoa es importante, pero solo debe ser un factor después de que se hayan abordado los problemas de seguridad.