Un tema a considerar al elegir talleres de diversidad es si el programa debe tener un tono general o si está destinado a abordar un tema específico.

La elección de los mejores talleres de diversidad depende de la dinámica de la fuerza laboral, las necesidades organizativas y si el taller está cumpliendo con un requisito legal o abordando un problema conocido. También es aconsejable determinar si la organización o contratista que ofrece el taller tiene un sistema adecuado para mantener la paz durante el evento. Esto incluye establecer reglas básicas de conducta, comprender cómo aliviar la tensión y manejar el tono del evento.

Los talleres de diversidad pueden estar dirigidos a ciertos grupos de edad.

Al elegir talleres de diversidad, es aconsejable decidir primero si el evento se llevará a cabo dentro o fuera del sitio. Un evento breve en el lugar a menudo será suficiente para organizaciones con capacitación continua en diversidad y pocos problemas relacionados. Los programas fuera del sitio tienden a ser más adecuados para grupos que esperan que el programa dure un día o más. Esto puede ser para grupos que tienen problemas que resolver o que tienen un taller de diversidad por primera vez.

Los talleres de diversidad incluyen temas relacionados con las personas mayores y la discriminación por edad.

Otro tema a considerar al elegir talleres de diversidad es si el programa debe tener un tono general o si está destinado a abordar un tema específico. Hay varios tipos diferentes de talleres especializados en diversidad, como los que cubren género, sexualidad y personas con discapacidad. Los talleres generales suelen ser suficientes para la mayoría de los grupos, mientras que los programas específicos tienden a ser mejores para los equipos con un problema específico que abordar o que sirven a un grupo en particular.

Diversity workshops are often more successful when the moderator is adept at breaking down the participants’ hesitation to discuss this often controversial issue. This can include starting the event with an icebreaker, establishing a positive tone, and encouraging those who participate in the discussion. Good moderators will typically be able to read a group and adjust activities in order to increase the comfort level of its members.

A diversity workshop will often be more successful if it is compelling for the participants. Particularly if the workshop is part of an ongoing diversity program, a presenter who either has new ideas about diversity or who can cover a specific issue that is relevant to the group will usually inspire more enthusiasm. These elements can be used to encourage attendance in instances where participation is not required.

Which diversity workshop to pick also depends upon the responsibilities of the people attending the program. Many staff members will only require a general program that offers strategies, examples, and basic orientation. An executive team will usually require a more detailed program that focuses on how to manage and encourage diversity on an organizational level.