Los métodos de enseñanza más eficaces para usted a menudo pueden depender del material que esté presentando y de la forma en que naturalmente se sienta inclinado a enseñar. Los estudiantes en su salón de clases también pueden dictar qué métodos podrían funcionar mejor y usted debe evaluar a sus estudiantes para comprender mejor qué métodos utilizar. Sin embargo, en general, se deben usar varios métodos para garantizar que las lecciones se comprendan completamente y para adaptar la información que presenta a las necesidades de sus estudiantes. Algunos ejemplos de métodos de enseñanza eficaces incluyen discusiones en grupo, discusiones en grupos pequeños e incluso conferencias.

Los profesores que prefieren aprender todo lo que puedan sobre los estilos de aprendizaje y las aptitudes de sus alumnos pueden utilizar la instrucción informal.

Los métodos de enseñanza eficaces suelen ser aquellos que funcionan bien para un profesor en particular en un entorno de aprendizaje determinado. Los métodos que funcionan bien para un maestro en un salón de clases pueden no funcionar tan bien para ese mismo maestro con otro grupo de estudiantes, o para un maestro diferente que trabaja con otros estudiantes. Esto significa que puede ser algo difícil determinar qué métodos de enseñanza debería utilizar, y podría considerar utilizar diferentes métodos para encontrar cuáles funcionan mejor para usted. Los métodos de enseñanza efectivos deben permitirle presentar información que es importante al tiempo que garantiza la comprensión y la creación de significado para sus estudiantes.

La clase magistral es un tipo de estrategia de instrucción, pero no es adecuada para todas las materias ni para todos los estudiantes.

Hay varios métodos de enseñanza efectivos diferentes que se pueden utilizar en un aula y, por lo general, debe estar familiarizado con varios métodos. Las discusiones en grupo, por ejemplo, a menudo pueden funcionar bien en aulas de tamaño pequeño o moderado. Por lo general, actúa como moderador para este tipo de lección, por lo que puede comenzar la discusión pero luego pasar el proceso de aprendizaje a sus alumnos. Este puede ser uno de los métodos más efectivos para los estudiantes que desean participar en su propio aprendizaje, pero puede ser menos efectivo en otros entornos.

Los cursos de educación a distancia pueden ayudar a los estudiantes que buscan una formación más especializada.

Las discusiones en grupos pequeños son similares a las discusiones en grupo completo, pero a menudo funcionan mejor para aulas más grandes. Treinta o más estudiantes que intentan hablar juntos pueden volverse caóticos, pero seis grupos de cinco estudiantes a menudo son más fáciles de monitorear y controlar. A los estudiantes también les puede resultar más fácil ser escuchados y expresar sus opiniones con mayor libertad en grupos más pequeños. Estos tipos de grupos pequeños pueden ser efectivos si desea que sus estudiantes discutan una lectura en particular o trabajen juntos en problemas matemáticos complicados, aunque a menudo son menos efectivos si desea que sus estudiantes demuestren esfuerzo o comprensión individual.

Las conferencias pueden funcionar bien en una clase de matemáticas para estudiantes de secundaria.

Si bien es posible que muchos profesores no vean las clases magistrales como uno de los métodos de enseñanza más eficaces, todavía existen algunos entornos en los que las clases magistrales pueden funcionar bien. La presentación de nueva información de forma concisa e informativa a menudo puede ser importante en el aula. Las conferencias pueden funcionar bien en tal caso, aunque normalmente debe combinar dichas conferencias con tiempo para discusiones en grupo u otros tipos de trabajo que involucren más efectivamente a sus estudiantes y los mantengan activos.

Las lecciones interactivas requieren la participación activa de los estudiantes.

Los maestros deben evitar realizar las clases de espaldas a los estudiantes.

Permitir que los estudiantes participen en las discusiones ayuda a muchos de ellos a retener información.