Un espejo bidireccional, también llamado espejo unidireccional por algunos, se usa a menudo para proporcionar observación unidireccional durante un interrogatorio policial o camuflaje para una cámara de vigilancia. Los teleprompters de televisión también utilizan la misma tecnología para reflejar el guión hacia el intérprete. Esto da la ilusión de que el intérprete está mirando directamente a la audiencia mientras pronuncia líneas. Algunos propietarios de tiendas o gerentes de hoteles sin escrúpulos también han sido acusados ​​de usar esta tecnología para espiar ilegalmente a sus clientes o invadir la privacidad de un huésped. El uso de estos espejos puede ser muy controvertido en ocasiones.

Los interrogatorios policiales se pueden realizar detrás de espejos de dos direcciones.

Un panel de vidrio utilizado para espejos de cualquier tipo tiene dos superficies separadas adecuadas para el proceso de teñido conocido como plateado . La primera superficie es la capa más externa del lado frontal. La segunda capa está directamente detrás del grosor del vidrio, o “el frente de la parte posterior” por así decirlo. En los espejos tradicionales, se aplica una capa de metal reflectante como plata, estaño o níquel a la segunda capa, a menudo con una segunda capa de pintura para oscurecer completamente la parte posterior del panel del espejo. Toda la luz se refleja hacia adelante a través del panel de vidrio hacia el observador frente al espejo. No hay forma de ver ninguna imagen cuando se mira desde atrás.

Los espejos bidireccionales son componentes de los teleprompters.

Sin embargo, las circunstancias cambian durante la creación de un espejo bidireccional. Se aplica una capa muy fina de metal o acrílico reflectante a la primera superficie del panel de vidrio. Un observador que mira directamente al espejo desde el frente no verá nada más que una imagen reflejada, no diferente a un espejo tradicional. Sin embargo, la superficie reflectante es tan delgada que algo de luz penetra en el cristal en lugar de ser reflejada de regreso al observador. Una persona que mira por la parte trasera del espejo puede ver una imagen como si estuviera mirando a través de una ventana tintada, que es esencialmente lo que está haciendo.

Si ese espejo bidireccional se instala entre dos habitaciones, se verá como un gran espejo en una habitación y un gran panel de vidrio tintado en la otra. Para obtener el máximo beneficio, la sala con espejos debe ser significativamente más brillante que la sala de observación. La luz adicional dificulta ver a través del lado reflectante y también proporciona más iluminación para los observadores del otro lado. Es esta marcada diferencia en los niveles de iluminación lo que hace posible el efecto bidireccional. Si se invirtieran las circunstancias de la iluminación, una persona en el lado del espejo podría ver directamente en la otra habitación.

Hay varias formas de saber si hay un espejo bidireccional en una habitación. Una forma se llama prueba de la uña . El observador debe tocar la superficie del espejo sospechoso con una uña y observar el reflejo. En un espejo tradicional, las dos uñas no deben encontrarse directamente. Debido a que la segunda capa del espejo está plateada, habrá un espacio entre el objeto y su imagen reflejada. Si no hay tal espacio, entonces la primera superficie está plateada.

Un espejo comercial de dos vías se comercializa en realidad como vidrio de ventana tintado, por lo que generalmente se instala como una ventana, no enmarcado y se cuelga como un espejo tradicional. Si el espejo sospechoso aparece instalado permanentemente en una pared en lugar de estar alojado en un marco extraíble, puede ser bidireccional. Apagar todas las luces de la habitación y encender una linterna brillante a través del espejo sospechoso debería revelar la presencia de un espacio hueco o una segunda habitación detrás de él. Si no se puede cambiar la iluminación, una persona puede mirar a través del espejo formando una sombra con sus manos y mirando a través del vidrio en busca de signos de luz o formas definidas.

Some say that this type of mirror makes a different sound when tapped with a finger than a traditional one. Since there is no framing or support behind the mirror’s glass, it may sound brighter or sharper when tapped. The use of a two-way surveillance mirror is legal under many circumstances, but not when there is a reasonable expectation of privacy, such as in hotel rooms, public restrooms, or dressing rooms.