Los albaricoques son una deliciosa adición a una ensalada de frutas.

Ya sean frescos o secos, los albaricoques son un ingrediente popular que puede agregarse a cualquier ensalada o usarse como ingrediente principal de cualquier ensalada. El festivo color naranja de la fruta aporta un toque de color a cualquier mesa. Para hacer una ensalada de albaricoque , es mejor decidir primero si desea hacer una ensalada moldeada, una con verduras o granos, o una ensalada de frutas . Una vez elegido el tipo básico de ensalada de albaricoque, es más fácil saber cuál es la mejor receta a seguir.

Semillas de amapola, que se pueden utilizar para preparar una ensalada de albaricoque fresco.

Usar fruta fresca para hacer una ensalada de albaricoque no solo proporcionará una oferta única para los invitados o para la familia, sino que también proporcionará una gran cantidad de vitaminas. Cuando elija albaricoques frescos para una ensalada, busque los que sean firmes pero no duros. Evite las que estén arrugadas y, en su lugar, elija las que estén regordetas. Para hacer una ensalada de albaricoque fresco, combine los albaricoques sin hueso con cualquier combinación de frutas frescas. Un aderezo ligero de semillas de amapola es un acompañamiento perfecto, ya que no abrumará el sabor de la fruta.

Ensaladas verdes.

Una larga tradición popular en ocasiones festivas es la ensalada de albaricoque moldeado. Esta ensalada está elaborada con gelatina de albaricoque como base. A esto se le agrega queso crema y piña triturada junto con una cobertura no láctea congelada. La ensalada se deja enfriar y se forma durante la noche y luego se sirve y se coloca en un plato inmediatamente antes de servir.

Aquellos que están siguiendo una dieta sin carne pueden disfrutar de una ensalada hecha con orejones y quinua no solo es saludable sino también abundante. Agregar un poco de ajo picado a esta ensalada no solo le dará sabor al sabor, sino que también brindará una alternativa fresca a las especias que han sido procesadas. Tostar la quinua antes de combinar todos los ingredientes. Esto agregará una profundidad de sabor a la ensalada. Se pueden agregar albaricoques secos generosamente, proporcionando un toque dulce y masticable a esta comida saludable.

Los albaricoques frescos ofrecen muchas vitaminas para una ensalada.

Para una ensalada de albaricoque más abundante y sabrosa, los albaricoques se pueden combinar con pollo. Dependiendo de la preferencia del cocinero, el pollo se puede cortar en cubitos o desmenuzar. Un aderezo ligero de mayonesa o vinagreta funcionará bien con estos ingredientes. Esta ensalada, cuando está fría, se puede servir como relleno abundante para un sándwich o sobre una cama de lechuga como plato principal. Se puede servir una sabrosa ensalada tibia de albaricoque con pollo con pan crujiente.