Guía: Cómo convertirse en consultor dental – Beneficios y aplicaciones

Para convertirse en consultor dental, no es necesario ser dentista, pero la experiencia en la industria es muy útil. De hecho, estar familiarizado con el estilo de vida de un dentista que posee un negocio duradero y exitoso es de suma importancia, ya que le ayuda a brindar asesoramiento de alta calidad en consultas y administración. Muchas instalaciones no tienen requisitos educativos para convertirse en consultor dental, sino que analizan su experiencia en la industria. Dado que la consultoría es similar a la asesoría, es importante que tenga excelentes habilidades analíticas, de interpretación y comunicación. Para aumentar su currículum, es beneficioso afiliarse a asociaciones profesionales de consultoría dental.

No es necesario ser dentista para convertirse en consultor dental.

Su estilo de vida como este tipo de consultor debería ser relativamente similar al de su empleador. Las prácticas dentales operan en varios horarios, y algunas están abiertas cinco días a la semana, mientras que otras solo pueden brindar servicios solo uno o dos días. Teniendo esto en cuenta, es mejor ponerse de acuerdo sobre las horas que está dispuesto a trabajar y los servicios exactos que desea brindar antes de convertirse en consultor dental de un empleador. Además, esto le ayuda a mantener un nombre y una reputación bien establecidos en la industria, lo cual es muy importante porque las prácticas con frecuencia se basan en la publicidad de boca en boca al contratar a un consultor.

Anuncios

Un consultor dental puede evaluar el nivel de atención que brinda un dentista.

No todas las empresas que contratan mentores dentales requieren una educación formal, pero un título en odontología o administración de empresas es para su beneficio. Algunas prácticas pueden tener pautas estrictas de calificación, que a veces incluyen 10 años o más de experiencia, tener la licencia adecuada y más. En los EE. UU., Es común que los empleadores prefieran que usted sea miembro de la Asociación Dental Americana (ADA). La Academy of Dental Management Consultants (ADMC) es otra asociación profesional muy respetada a la que quizás desee unirse. Tanto las membresías completas como las afiliadas se ofrecen a través de ADMC.

Las habilidades generales que debe poseer para convertirse en consultor dental incluyen tener conocimientos de informática, un buen comunicador y una excelente colaboración con los demás. Su base de conocimientos sobre las pautas y estándares de la salud bucal debe ser exhaustiva, por lo que es importante que continúe su educación en el campo. Algunas formas excelentes de refrescar y perfeccionar sus conocimientos son asistiendo a talleres y seminarios. No es raro que los consultorios dentales paguen por este tipo de talleres, así como los gastos de viaje en los que se pueda incurrir en el proceso.

Anuncios

Los consultores dentales pueden sugerir varios productos que reducen el mal aliento.