Hay muchos programas y aplicaciones de software diferentes disponibles para lograr la mejor grabación de audio. El trabajo de nivel profesional puede llevar años de práctica e investigación, pero un ingeniero puede obtener una grabación bastante decente en casa también usando una computadora y un buen software. Comprar una buena tarjeta de sonido , un compresor y un micrófono ayudará a lograr una grabación de alta calidad. También es importante tener poco ruido de fondo, un buen espacio para grabar y una comprensión de cómo trabajar con los niveles.

Un ingeniero que usa un mezclador de sonido en un estudio de grabación profesional.

Una tarjeta de sonido convierte los datos digitales en un formato analógico. Las tarjetas de sonido de mayor calidad dan como resultado grabaciones de mayor calidad. La compresión ayuda a resaltar las partes más silenciosas del audio al reducir la dinámica de las partes más ruidosas. Esto da como resultado un sonido general más fuerte y equilibrado. Casi todas las grabaciones comerciales están comprimidas.

Un micrófono omnidireccional es una buena opción para grabar audio.

Un buen micrófono es fundamental para obtener una buena grabación de audio. Los micrófonos omnidireccionales son fáciles de usar y producen un buen sonido, y captarán el sonido desde cualquier lugar de la habitación, independientemente de dónde estén apuntados. Los micrófonos cardioides reducen el volumen de los ruidos de fondo y captan más el sonido al que apuntan; son mejores para grabar conferencias. Los micrófonos de escopeta son buenos para películas y videos, pero no mucho más porque tienen una respuesta de frecuencia muy sensible. El micrófono Lavaliere permite que el orador se mueva libremente, por lo que son buenos para grabar actuaciones en vivo donde el cantante se está moviendo.

La ubicación adecuada de los micrófonos ayuda a garantizar las mejores grabaciones.

Los programas de grabación de computadora suelen tener medidores de nivel. Es mejor configurarlos para que los niveles se acerquen al rojo, pero no se superen. Si los niveles superan el rojo, habrá saturación y distorsión en el audio. Si los niveles son demasiado bajos, el sonido no se captará con tanta claridad.

Hay diferentes formatos de medios disponibles para grabar según el presupuesto de los ingenieros. La ruta más barata es una grabadora de cinta de alta calidad , pero es imposible obtener la misma calidad de grabación con una pletina que con una grabadora de minidisco o un programa de computadora . A menos que el ingeniero tenga una computadora con mucho espacio, buenos programas de grabación, un buen micrófono, una excelente ubicación, un compresor y una comprensión de cómo trabajar los niveles, siempre es mejor ir a un estudio de grabación profesional.

El tiempo de alquiler en un estudio de grabación profesional variará en precio y también variará en calidad, dependiendo de la experiencia del ingeniero. Los estudios profesionales suelen estar en un espacio sin mucho eco en la sala, ya que demasiada reverberación natural puede enturbiar el proceso de grabación. La reverberación se puede agregar más tarde para un sonido más profesional. En un estudio profesional también se suelen proporcionar micrófonos de alta calidad y un buen ingeniero, lo que puede marcar una gran diferencia en su producto final.

Una vez que se ha grabado el sonido , los archivos de audio deben mezclarse y finalmente masterizarse. El ingeniero mezclará la grabación de audio moviendo los niveles para lograr el mejor equilibrio y agregar los efectos deseados. Las grabaciones luego pasan a masterizarse para dar fuerza, claridad, profundidad y volumen a las pistas. Todo esto se puede lograr en casa, pero generalmente se necesitan años de práctica para dominarlo.

Un micrófono cardioide está diseñado para reducir el sonido del ruido ambiental.