Un baby shower es una fiesta que se realiza para honrar a una pareja que está esperando con alegría a su primer hijo. Tradicionalmente, es un evento solo para mujeres, pero los eventos de “parejas” están ganando popularidad. El propósito de la ducha es otorgar obsequios a la futura madre para que tenga esos artículos necesarios para el bebé el día de su llegada, y la feliz pareja, por lo tanto, no tendrá que gastar tanto dinero en sábanas de cuna. y adorables atuendos.

Los asistentes al baby shower traen regalos para la futura madre.

Los baby showers son fáciles de planificar y, en la mayoría de los casos, se realizan sin problemas. Es habitual que duchas como esta sean una sorpresa. Si este es el caso, tendrá que hacer toda la planificación sin el conocimiento de la futura mamá. Esto significa que tendrá que solicitar la ayuda del futuro padre, quien le proporcionará una lista de la familia, amigos, compañeros de trabajo del invitado de honor y cualquier otra persona que asistirá. También tendrá que proporcionarle una lista de los elementos necesarios y una lista de registro si la pareja está registrada en uno de los grandes emporios de bebés.

Los amigos cercanos suelen ser responsables de organizar un baby shower para una futura mamá.

Las invitaciones deben enviarse al menos treinta días antes del evento. Hágales saber a los invitados que la ducha es una sorpresa y que su hora de llegada debe ser al menos sesenta minutos antes que la del invitado de honor. También puede aconsejar a los invitados que se comuniquen con usted si desean sugerencias de regalos o información de registro. Depende de usted, como anfitrión, averiguar de antemano qué regalos traerán los invitados para asegurarse de que no haya duplicados. Los invitados que vivan demasiado lejos o que no puedan asistir por otras razones pueden enviarle sus regalos por correo.

Un baby shower es una fiesta en honor a una pareja que espera un hijo.

El día de la ducha, querrá asegurarse de que las sillas estén colocadas para que todos puedan ver el evento principal: la apertura de los obsequios. La futura mamá debe tener un asiento amplio y cómodo ya que, sin duda, estará sentada un rato. Dirija a sus invitados a esta sala e involúcrelos en una conversación o juegue juegos de fiesta para romper el hielo hasta la llegada del invitado de honor. Después de que llegue y exprese su sorpresa, podrá sentarse en su silla especial. Como anfitrión, debe tener un par de invitados, tal vez miembros de la familia, que lo ayuden a llevar los obsequios de la futura mamá, a quitar el envoltorio para regalos y a escribir una lista de los obsequios que se dieron y las personas generosas que dieron cada obsequio. Esto es para ayudar a los futuros padres a escribir tarjetas de agradecimiento.

Los baby showers son tradicionalmente una fiesta sorpresa para la futura mamá.

Después de que todos los obsequios se abren y se exaltan y exaltan adecuadamente, generalmente se sirven refrigerios. No es necesario proporcionar comida a sus invitados, pero se espera algún tipo de comida y bebida. Esto puede variar desde bocadillos y bocadillos hasta una comida preparada. No importa qué tipo de comida sirva, también se esperará un pastel de felicitación. Muchos anfitriones compran un pastel de hoja con palabras y decoraciones adecuadas. Una vez terminados el pastel y el café, los invitados pueden irse. No se preocupe por toda esa limpieza; siempre hay rezagados que están felices de ayudar. Si el futuro padre no ha llegado para ayudar a su pareja a traer a casa su recompensa, se debe organizar el transporte.

Un pastel decorado con un tema de bebé a menudo se sirve en la ducha.

Con suerte, la ducha saldrá sin problemas. Gracias a ti y a tus invitados, la futura pareja tendrá muchas de las cosas necesarias para ayudarlos cuando traigan a casa su paquete de alegría.

Un álbum de recortes para bebés es una buena idea como regalo de ducha.

Si bien alguna vez fue un evento esquivo solo para mujeres, los baby showers para parejas están ganando popularidad.