Convertirse en Profesor de Ballet: Guía Completa

La mayoría de los niños pueden comenzar las clases de ballet cuando tienen tres o cuatro años.

Para convertirse en profesor de ballet , por lo general, debería haber tenido algún entrenamiento formal de ballet, así como cierta experiencia como bailarín. Además, dado que el ballet se enseña en varios lugares, como estudios de baile privados o escuelas secundarias, también se debe considerar el lugar donde quieren enseñar ballet antes de comenzar su camino para convertirse en profesor de ballet; diferentes lugares pueden tener diferentes requisitos. También es importante tener en cuenta los estilos de ballet (clásico, contemporáneo, neoclásico), así como las diferentes técnicas (francés, italiano y ruso) del ballet que desea enseñar, aunque normalmente los profesores de ballet conocen todos o la mayoría de los estilos y técnicas. Finalmente, debe considerar el grupo de edad y el nivel de dificultad que desea enseñar antes de emprender esta carrera o pasatiempo.

El ballet, que ganó popularidad en Francia, es un tipo de artes escénicas.

Anuncios

La experiencia y la formación es quizás el requisito previo más obvio y esencial para convertirse en profesor de ballet. La mayoría de los profesores han pasado al menos diez años como bailarines de ballet, entrenando y actuando de forma regular. El área de la danza escénica es de corta duración y la mayoría de los bailarines se jubilan cuando llegan a los 30 años. Estos bailarines jóvenes y jubilados a menudo buscan capacitar a los futuros bailarines para prepararlos para el competitivo mundo del baile de ballet.

Los profesores de ballet deben tener una formación formal.

Para ayudarlo a tener éxito como bailarina de ballet, la acreditación generalmente es útil. En los Estados Unidos, la Asociación Nacional de Escuelas de Danza es una asociación de acreditación para la enseñanza de ballet de nivel universitario. Muchos colegios y universidades ofrecen programas de grado acreditados en danza o artes escénicas . Esta formación educativa suele consistir en cursos de historia de la danza, análisis del movimiento y uso de la música en las artes escénicas.

Anuncios

Los profesores de ballet pueden ser expertos en los diversos estilos de ballet, incluidos el clásico, el contemporáneo y el neoclásico, así como las diferentes técnicas que incluyen el francés, el italiano y el ruso.

Por lo general, un título no es un requisito para convertirse en maestro de ballet, pero podría ayudarlo a mejorar sus opciones para obtener un puesto de profesor. Si está buscando enseñar ballet en una escuela secundaria, es posible que necesite certificaciones locales adicionales además de una licenciatura. Aquellos que contratan coreógrafos e instructores privados generalmente buscan maestros de ballet que hayan recibido capacitación de escuelas competitivas.

Como es el caso de muchas carreras, establecer las conexiones adecuadas también puede ayudar al éxito en el campo. Muchos bailarines se encuentran con productores de espectáculos o profesores durante sus carreras de baile. Además, establecer una relación con un mentor o maestro puede resultar beneficioso para aquellos bailarines que buscan convertirse en maestros de ballet.

Anuncios

Crear clientela también puede resultar fructífero. Muchos instructores trabajan durante años para ganarse la reputación de instructores de baile talentosos y eficaces. Los profesores de ballet que recién comienzan pueden tener que ofrecer sus servicios a precios reducidos hasta que adquieran más experiencia, confianza, atención y clientela.

Si está buscando trabajar para una compañía de espectáculos como coreógrafo , es posible que deba trabajar en varios proyectos comunitarios por poco dinero o sin costo alguno. La contratación en estos campos es extremadamente competitiva y generalmente está determinada por la solidez del portafolio de un maestro y el rango de su experiencia. La mayoría de los instructores de ballet comienzan adquiriendo un trabajo a tiempo parcial y gradualmente se convierten en un empleo a tiempo completo.

Los profesores de ballet no solo deben ser bailarines talentosos y experimentados, sino que también deben poseer la capacidad de transmitir fácilmente esta información y técnica a muchos otros estudiantes. Es decir, tener buenas habilidades de enseñanza es fundamental para convertirse en instructor de ballet. Los instructores también deben poder trabajar bien con grupos y sentirse cómodos en roles de autoridad. Los profesores de ballet también deberán continuar con algún nivel de formación para poder demostrar y enseñar correctamente los movimientos complejos.

Anuncios

 

¿Deseas leer el artículo completo?