Evita multas en biblioteca: Guía para prevenirlas.

La forma más fácil y apropiada de evitar las multas de la biblioteca es devolver los libros a tiempo. Sin embargo, existe un truco simple que permite a un usuario devolver libros después de la fecha de vencimiento sin ser multado.

Las multas atrasadas pueden impedir que los usuarios saquen más libros hasta que se paguen las multas.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: No aprobamos esta técnica, simplemente la presentamos como un agujero de seguridad que las bibliotecas deben considerar.

Anuncios

Algunos pueden devolver en secreto los libros vencidos a la biblioteca y luego actuar como si los hubieran devuelto a tiempo.

Pasos:

Saque libros de la biblioteca.
Mantenga los libros después de la fecha de vencimiento.
Reciba algún aviso (correo electrónico o llamada telefónica) de que los libros están retrasados.
Lleve los libros a la biblioteca, pero no los devuelva al buzón; colóquelos en el lugar apropiado.
En la misma visita a la biblioteca, puede ir al bibliotecario y decirle que recibió un aviso de atraso, pero que lo devolvió anteriormente. Es probable que revisen la computadora y vean que no han sido devueltos. A continuación, puede proponer que podrían haber sido reubicados por error sin escanearlos. Un viaje a los estantes le mostrará que tiene razón. También puede realizar este paso por teléfono.
(Opcional pero muy recomendable) Done el dinero que haya ahorrado a la biblioteca.

Anuncios

Esta técnica solo funcionará en bibliotecas que permitan a los usuarios acceder directamente a las pilas.

Cómo las bibliotecas podrían bloquear esta técnica

Las bibliotecas podrían evitar fácilmente que esta técnica tenga éxito revisando las bolsas de los usuarios que ingresan a la biblioteca. Algunas bibliotecas ya lo hacen por razones de seguridad, pero la mayoría no. Si descubren que se está trayendo un libro atrasado , podrían confiscarlo en el escritorio y cobrar la multa.

Anuncios