Guía paso a paso: Intervención en obesidad - Usos y beneficios

Si un amigo o un ser querido sufre de obesidad severa, una intervención para la obesidad puede ser la forma más efectiva de alentar a la persona a recibir tratamiento para la afección. En una intervención para la obesidad, una persona con sobrepeso severo se enfrenta a la necesidad de controlar su condición por parte de varias personas que le importan. El objetivo de una intervención es asegurarle a la persona con sobrepeso que los presentes están profundamente preocupados por su bienestar y quieren apoyarla para abordar sus problemas de salud y hábitos alimenticios.

Las causas de la obesidad en adultos pueden incluir una dieta poco saludable.

Las intervenciones son una técnica utilizada en el movimiento de recuperación para alentar a las personas involucradas en comportamientos autodestructivos como el abuso de sustancias , el juego y el gasto excesivo para obtener ayuda. La técnica también se utiliza para alentar a las personas con problemas de salud mental y trastornos alimentarios a buscar tratamiento. Durante una intervención, un grupo de amigos y familiares se enfrenta a la persona que necesita ayuda expresando su sincera preocupación y ofreciendo ejemplos concretos de cómo el comportamiento o la condición está afectando negativamente la vida de esa persona y la vida de los demás. Luego se le pide al objetivo de la intervención que ingrese al tratamiento y se le ofrece apoyo para esa elección. El grupo de intervención también puede explicar las formas en que la persona perderá apoyo si no cumple con el plan de tratamiento.

Anuncios

Una intervención contra la obesidad puede incluir convencer a una persona de que cambie sus hábitos alimenticios.

Los riesgos de una intervención contra la obesidad son significativos. Muchas personas con sobrepeso han sido objeto de discriminación y crueldad a lo largo de sus vidas. Como consecuencia, experimentan una gran vergüenza por su condición, y una intervención puede sentirse como el tipo de acoso al que se han acostumbrado como resultado del sobrepeso. Por esta razón, los amigos y familiares bien intencionados no deben intentar la intervención hasta que hayan hablado con un especialista en obesidad que tenga experiencia en intervenciones para la obesidad. No obtener ayuda profesional podría empeorar las cosas y alejar aún más a la persona obesa de sus amigos y familiares.

Una intervención para la obesidad puede incluir reducir el consumo de bebidas azucaradas como el refresco.

Anuncios

Los beneficios de una intervención contra la obesidad, por otro lado, también son significativos. Si una persona es tan obesa que sufre de movilidad reducida y problemas de salud crónicos, es posible que necesite un fuerte apoyo de amigos y familiares para enfrentar la situación y recibir tratamiento. Quienes participan en una intervención para la obesidad deben estar preparados para ofrecer ayuda a la persona obesa mientras toma medidas para perder peso. El apoyo puede incluir ofertas para hacer ejercicio juntos, cuidar mascotas o niños mientras la persona participa en un programa de tratamiento residencial o ayudar a la persona obesa después de someterse a una cirugía para bajar de peso.

Las personas que se consideran obesas pueden experimentar una mayor incidencia de osteoartritis.

 

Anuncios

Mira estos Artículos

Subir