Si bien la definición común de una baya se refiere a una fruta comestible pequeña, con semillas, la definición botánica de una baya es cualquier fruta carnosa que se derive de una planta con un ovario y múltiples semillas. Por lo tanto, los plátanos son técnicamente bayas, al igual que los tomates, los kiwis, las sandías y los aguacates.

Por el contrario, las fresas se caracterizan en la terminología botánica como “frutas accesorias”, en lugar de bayas, porque crecen a partir de tejido fuera del ovario. Las frambuesas y las moras tampoco son verdaderas bayas, botánicamente hablando, se clasifican como “frutas agregadas” porque crecen juntas a partir de múltiples ovarios y forman una fruta más grande.

Más sobre plátanos :

Los bananos son el cuarto cultivo de frutas más grande del mundo, y el 65% de todos los bananos provienen de América Latina.

En Costa Rica, se elabora una sustancia parecida a la miel hirviendo los plátanos durante varias horas hasta que se conviertan en un almíbar espeso.

Se cree que los plátanos se originaron en el siglo III a. C. en la región indo-malaya. No llegaron a Sudamérica hasta el siglo XVI, cuando fueron llevados allí por marineros portugueses.