El sangrado de las hemorroides internas puede causar dolor, angustia y vergüenza, pero la afección es sorprendentemente común. En ocasiones, las hemorroides son graves y requieren procedimientos médicos, pero a menudo, el paciente puede detener el sangrado de las hemorroides internas con medidas simples, como un cambio de dieta. Los medicamentos de venta libre también pueden brindar alivio y ayudar a detener el sangrado.

El aumento de fibra en la dieta de una persona puede ayudar a prevenir el estreñimiento.

Las hemorroides internas se forman como cojines bulbosos en la pared superior del canal rectal. La causa de las hemorroides no se comprende completamente, pero el estreñimiento , estar sentado durante períodos prolongados y el embarazo generalmente se reconocen como factores contribuyentes. Los síntomas incluyen picazón, dolor y sangrado.

Mantenerse hidratado puede ayudar a controlar el estreñimiento y controlar las hemorroides.

Se cree ampliamente que el estreñimiento y el esfuerzo asociados con la evacuación de heces duras hacen que las hemorroides se hinchen y agraven las hemorroides existentes. A medida que pasa la materia fecal, la presión y la fricción pueden romper la hemorroide y causar dolor y sangrado. Al tratar el estreñimiento, el paciente puede evitar que las hemorroides internas sangren.

El aumento de la fibra dietética puede reducir el estreñimiento. Muchas personas, especialmente en el mundo desarrollado, no comen suficientes alimentos ricos en fibra, e incluir más fibra en la dieta puede tener resultados dramáticos. Los suplementos de fibra dietética y los ablandadores de heces también pueden ayudar a controlar el estreñimiento.

Toallitas húmedas para usar con hemorroides.

La hidratación es otra forma importante para controlar el estreñimiento y controlar las hemorroides. Cuando el cuerpo está deshidratado, extrae líquido de cualquier recurso disponible, incluido el intestino, y esto da como resultado una materia fecal densa y dura. El agua ayuda a suavizar los movimientos intestinales para que no se requiera un esfuerzo excesivo, lo que significa que las hemorroides internas tienen menos probabilidades de sangrar.

Los pacientes que tienen hemorroides suelen utilizar cojines en forma de rosquilla para minimizar la presión sobre el área mientras están sentados. En el baño, los expertos recomiendan ponerse en cuclillas sobre el inodoro en lugar de sentarse en el asiento para evitar la irritación y promover una curación rápida. La forma más sencilla de hacer esto es levantar el asiento para que no estorbe.

Una ‘dona’ inflable puede brindar alivio a alguien con hemorroides internas.

Cuando hay hemorroides, las toallitas húmedas desechables para bebés pueden ser más suaves y limpias que el papel higiénico. Muchos tipos de toallitas no están diseñadas para enjuagarse y pueden causar obstrucciones, pero hay disponibles toallitas desechables que generalmente son las preferidas. Después de limpiar con una toallita húmeda, es posible que necesite papel higiénico para secar el área y evitar la irritación. Hay ungüentos de venta libre disponibles para el tratamiento de las hemorroides y se pueden aplicar después de la limpieza.

En casos graves, es posible que se requiera atención médica. Los medicamentos recetados pueden ser suficientes o el médico podría recomendar un tratamiento más dramático para las hemorroides y el sangrado asociado. Hay una variedad de procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos disponibles para casos extremos, pero para la mayoría de los pacientes, las medidas más suaves y el tratamiento en el hogar pueden evitar que las hemorroides internas sangren.

El uso excesivo de laxantes por parte de una persona con un trastorno alimentario puede causar hemorroides.