La sidra dura se elabora fermentando jugos de frutas, clásicamente de manzanas, y permitiendo que las levaduras naturales presentes en el jugo fermenten los azúcares en alcohol. Varias culturas han estado elaborando esta bebida durante siglos y es relativamente fácil de hacer en casa. Hay muchas variaciones que incorporan varias frutas junto con aditivos como miel , azúcar o levaduras cultivadas para un sabor específico. Las personas que planean elaborar cerveza en casa deberán encontrar una empresa que venda suministros de elaboración de cerveza y buscar un kit de preparación de sidra, que vendrá con todo lo necesario.

La sidra dura se puede envejecer en barriles de madera.

El primer paso para hacer cualquier tipo de sidra dura es seleccionar y prensar la fruta. Las frutas dulces hacen una bebida más dulce que también puede ser más alta en alcohol, mientras que las frutas ácidas producirán una sidra más seca. A muchos cerveceros les gusta mezclar varias variedades de frutas; las mezclas de tres o más variedades de manzanas son muy comunes en la sidra de manzana, por ejemplo. Los cerveceros también pueden hacer sidra de pera , sidra de melocotón o una variedad de sidras de otras frutas si tienen acceso a la fruta.

La sidra dura se hace comúnmente a partir de manzanas.

Después de exprimir la fruta, se vierte en un recipiente limpio con tapa para eructar. La tapa permite que los gases de la fermentación escapen sin dejar de aire, lo cual es importante para que la sidra no se convierta en vinagre . Muchos cerveceros bombean gas a sus tanques de fermentación después de verter la sidra fresca, para expulsar el aire. Dependiendo del gusto del cervecero, la sidra puede calentarse para matar las levaduras naturales, permitiendo que el cervecero agregue unas específicas a la mezcla, y algunas personas también agregan azúcar para que el resultado final sea más alcohólico, ya que las levaduras tendrán más azúcar para convertir en alcohol.

Se puede agregar azúcar a la sidra dura para que el resultado final sea más alcohólico.

Una vez que la sidra está en un tanque de fermentación, no se puede mover, porque esto agitará los sedimentos. Después de unos dos meses, la sidra se decanta cuidadosamente y el recipiente se limpia para eliminar los sedimentos. La sidra puede envejecer en una barrica de roble o volver a colocarse en el tanque de fermentación, siempre que esté meticulosamente limpia. En esta etapa, la sidra dura tendrá un sabor muy fuerte y crudo; el sabor se suavizará a medida que envejece.

La sidra dura es una bebida sabrosa que consiste en jugos de frutas.

Las personas que quieran hacer sidra en casa necesitarán jugo exprimido sin conservantes. A menudo está disponible en ferias del condado y puestos al borde de la carretera, aunque algunos cerveceros piden jugo de frutas sin conservantes en un huerto. La sidra de manzana con conservantes se pudrirá antes de que pueda fermentar. Los cerveceros también deben tratar de mantener estables las temperaturas durante el proceso de fermentación y recordar que las temperaturas más frías reducen la velocidad de fermentación.

Las peras se pueden usar para hacer sidra dura.

Los melocotones se pueden utilizar para hacer sidra dura.