Tratamiento de quistes con pus: Guía paso a paso

El tratamiento de un quiste con pus generalmente implica la aplicación de compresas tibias en el área y posiblemente la toma de antibióticos . Estos quistes son causados ??por una infección bacteriana que puede ser muy contagiosa y diseminarse a otras personas oa diferentes lugares del cuerpo. Por lo general, un quiste se curará lentamente a menos que el pus se drene de forma natural o lo drene un médico. Un quiste con pus a veces se denomina absceso y puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluida la boca.

Una compresa de calor puede ayudar a tratar un quiste con pus.

Un quiste con pus siempre debe ser evaluado por un profesional de la salud que pueda recomendar un plan de tratamiento eficaz. Los remedios caseros para tratar un quiste con pus incluyen colocar una compresa caliente en el área varias veces al día. Esto ayudará a acelerar la curación y también alentará el drenaje del quiste. Nunca se recomienda intentar exprimir el quiste o intentar pincharlo en casa, ya que esto puede aumentar en gran medida el riesgo de propagación de la infección.

Anuncios

Es posible que se requieran antibióticos orales para tratar un quiste con pus.

A menudo se recetan antibióticos tópicos u orales para tratar un quiste con pus. De vez en cuando, el médico le recetará una combinación de ambos, especialmente si el quiste es profundo. Además, los colores y las características del pus no son indicadores del tipo o la gravedad de las infecciones, ya que los quistes que contienen cantidades mínimas de pus blanco pueden ser igualmente infecciosos que los quistes que contienen grandes cantidades de pus espeso de color oscuro.

Las personas que tienen un quiste con pus pueden experimentar fiebre, escalofríos y náuseas.

Anuncios

El color del pus en un quiste generalmente varía de blanco a marrón oscuro, con colores de amarillo y verde en el medio. También puede aparecer pus rosado o rojo oscuro y esto sucede cuando la sangre se mezcla con el pus. Además de los antibióticos, el médico también puede recomendar jabones antibacterianos. La higiene escrupulosa es extremadamente importante al tocar un quiste infectado para evitar que la infección se propague. Las manos deben lavarse bien antes y después de entrar en contacto con la infección y las compresas calientes deben cambiarse después de cada uso.

Los antibióticos tópicos se utilizan a menudo para tratar los quistes con pus.

A veces, un quiste con pus puede volverse tan severo que provoca la aparición de síntomas sistémicos. Estos pueden incluir fiebre, escalofríos, náuseas y dolores corporales. Además, pueden producirse dolor de cabeza, mareos y fatiga. El médico debe ser notificado de inmediato cuando se presenten síntomas sistémicos o en todo el cuerpo para evitar el riesgo de una infección sanguínea grave .

Anuncios

Hacer que un médico drene un quiste puede acelerar el proceso de curación.

 

Mira estos Artículos

Subir