Significado | Concepto | Definición:

Cuando la gente piensa en sistemas de órganos vitales, piensa en los sistemas internos, como los sistemas circulatorio, respiratorio o digestivo. El sistema inmunológico también puede venir a la mente, pero hay otro componente del cuerpo: el sistema tegumentario .

Este sistema corporal consta de las partes que recubren el exterior del cuerpo y actúa como la primera línea de defensa contra microorganismos extraños. Los componentes del sistema tegumentario son la piel, el cabello y las uñas. En otros animales, este sistema incluye partes como escamas o pelaje, pero los humanos generalmente solo tienen una capa ligera de vello corporal.

Las uñas de los pies forman parte del sistema tegumentario.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y actúa como la línea de defensa más externa contra las bacterias y otros organismos extraños. También protege el núcleo del cuerpo de cambios bruscos de temperatura. La piel contiene terminaciones nerviosas que alertan al cerebro de sensaciones como calor, frío, dolor y presión.

Estas terminaciones nerviosas están más o menos concentradas en diferentes áreas, lo que hace que algunas partes del cuerpo sean más sensibles al tacto que otras. Debido a sus funciones adicionales para el mantenimiento de la temperatura, la piel es uno de los componentes más importantes del sistema tegumentario.

Las cejas atrapan el sudor y lo desvían del ojo.

La mayoría del cabello en los humanos crece en el cuero cabelludo, aunque dependiendo del sexo de la persona, varias otras áreas tienden a tener vello, como la región púbica o las axilas, el pecho, los brazos y las piernas.

El propósito principal del cabello del cuero cabelludo es proporcionar aislamiento a la cabeza contra el calor y el frío. Las cejas atrapan el sudor y lo desvían del ojo; esto fue vital para la supervivencia en la época de los cazadores-recolectores de la humanidad.

Los pelos más pequeños, como los de las fosas nasales y los oídos, atrapan el polvo y otras partículas para prevenir infecciones. El pelo de las extremidades sirve principalmente para mantener las extremidades calientes incluso si hay una pequeña cantidad de pelo; la llamada “piel de gallina” ocurre cuando la extremidad se enfría.

Las glándulas sudoríparas son parte del sistema tegumentario.

Las uñas son los componentes más pequeños del sistema tegumentario y tienen un propósito menor que el cabello y la piel. Crecen en las puntas de los dedos de manos y pies; su función principal es proporcionar apoyo y un método para agarrar objetos pequeños que los dedos no pueden manejar.

Además, las uñas contienen terminaciones nerviosas sensoriales que complementan la sensación de las yemas de los dedos; las uñas de los pies cumplen la misma función que las puntas de los dedos.

Sin embargo, como la mayoría de las personas usan zapatos la mayor parte del tiempo, esta función no suele considerarse tan importante.

El sudor juega un papel clave en la regulación de la temperatura corporal.

Otros componentes del sistema tegumentario incluyen glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas. Estos crean lubricación para la piel y el cabello. Las glándulas sudoríparas, en particular, eliminan el calor del interior del cuerpo mediante la evaporación; el agua tiene un calor específico alto y lleva consigo el exceso de calor corporal.

Los pelos de las fosas nasales son agentes filtrantes importantes.