El principio de isonomía es un principio constitucional que define que todos son iguales ante la ley . Esto significa que el Estado debe tratar a todos los ciudadanos por igual, sin discriminación de ningún tipo.

Este principio, sin embargo, puede relativizarse, porque en algunos casos, la simple igualdad ante la ley no garantiza la igualdad de condiciones de acceso. De esta forma, se entiende que “el trato debe ser igual para iguales y desigual para desiguales, en la medida de sus desigualdades”.

Por ejemplo, si la Constitución determina el derecho de acceso a la justicia para todos los ciudadanos, es necesario que exista asistencia legal gratuita, de lo contrario, solo aquellos que puedan pagar por los servicios legales, de hecho, tendrán acceso al derecho.

El principio de isonomía, por tanto, contempla los desequilibrios que pueden existir en la simple aplicación de la igualdad y prevé la reparación justa de las desigualdades entre las partes. Por ello, buscamos el equilibrio y la justicia en el acceso a los derechos.

El principio constitucional de isonomía

El principio de isonomía está previsto en el artículo 5 de la Constitución del 88, que trata de los derechos y garantías fundamentales de las personas. El caput de este artículo dice:

Todos son iguales ante la ley, sin distinción de ningún tipo, garantizando a brasileños y extranjeros residentes en el país la inviolabilidad del derecho a la vida, la libertad, la igualdad, la seguridad y la propiedad (…)

La búsqueda de igualdad de derechos y acceso es uno de los pilares de una democracia y se formalizó como ideal de justicia en la Revolución Francesa . Solo recuerda la famosa frase: “libertad, igualdad y fraternidad”.

En el contexto de la Revolución Francesa, se defendió la igualdad a cambio de los privilegios del clero y la nobleza y el deseo de que todos los ciudadanos gocen de los mismos derechos. Desde entonces, el principio de igualdad ha sido adoptado por varias constituciones de los estados modernos.

Las discusiones sobre la igualdad, sin embargo, se remontan a la antigüedad. Es la frase de Aristóteles que dice que los iguales deben ser tratados por igual y los desiguales de manera desigual.

Obtenga más información sobre los principios constitucionales .

Isonomía formal y material

El principio de isonomía se divide conceptualmente en dos formas: material y formal. La igualdad formal se refiere a la idea de que todos son iguales ante la ley y está asociada al estado de ánimo liberal. En este caso, la isonomía se trata de manera absoluta , sin considerar las desigualdades a las que están sometidos los individuos.

La isonomía material considera que existen desigualdades sociales y económicas y busca una compensación por las diferencias de acceso y oportunidades. En este sentido, el Estado debe buscar reducir las desigualdades y garantizar la igualdad de oportunidades y obligaciones.

Comprenda mejor qué es la isonomía .

Finalidades del principio de isonomía

El principio de isonomía debe ser respetado por quienes hacen las leyes, por sus encargados de hacer cumplir la ley y también por los particulares:

  • El legislador , al redactar y aplicar las leyes, debe asegurarse de que no haya un trato diferente para personas idénticas. Es decir, en igualdad de condiciones, la ley debe aplicarse de la misma manera para ambas partes.
  • El poder judicial , al interpretar y aplicar las leyes, debe hacerlo en pie de igualdad. No debe actuar con discriminación o diferencias para emitir juicios y aplicar las sanciones correspondientes.
  • El individuo no puede actuar de manera discriminatoria, racista o prejuiciosa.

Así, si una ley prevé diferentes tratamientos para las personas, debe existir una justificación objetiva y razonable, de lo contrario sería una diferenciación abusiva e inconstitucional – por violar un principio de la Constitución.

Las leyes que prevén la diferenciación y el respeto del principio de isonomía son aquellas que pretenden reducir las desigualdades en las condiciones económicas y sociales y brindar condiciones más justas para los individuos.

Principio de autonomía en los ámbitos del derecho

Además de ser un principio constitucional, la isonomía se aplica en otras áreas del derecho. Algunos ejemplos son:

  • Ley Tributaria : La Ley Tributaria establece que la recaudación de impuestos debe tener en cuenta las condiciones financieras de las personas. Teóricamente, el contribuyente debería pagar impuestos de acuerdo a su capacidad y de esta manera, el sistema tributario contribuiría a la reducción de las desigualdades económicas.
  • Legislación laboral: La legislación laboral prohíbe la distinción salarial para las personas que desempeñan la misma función. Por ejemplo, un hombre no puede ganar más que una mujer si ambos desempeñan el mismo papel.
  • Derecho Procesal Civil: las partes en una controversia deben ser tratadas por igual, pero el juez y el legislador deben actuar para neutralizar las desigualdades. Un ejemplo sería la posibilidad de asistencia jurídica gratuita a quienes la necesiten.