El nervio frénico es responsable de controlar la contracción del diafragma , lo que permite a los pulmones tomar y liberar aire. El daño del nervio frénico a menudo conduce a un deterioro de la función del diafragma, lo que puede provocar una parálisis parcial o completa del músculo y, como resultado, problemas respiratorios graves. Si la parálisis no impide que un paciente respire normalmente, es posible que la persona viva normalmente, incluso con un daño extenso en el nervio. Sin embargo, los pacientes que experimentan problemas respiratorios pueden requerir tratamiento médico de emergencia o cirugía.

El nervio frénico controla las contracciones del diafragma.

Un daño repentino y severo al nervio frénico puede hacer que sea imposible que el diafragma se contraiga por sí solo. Para asegurarse de que el paciente pueda respirar, es necesario insertar un tubo de respiración, un proceso llamado intubación. Entonces se requiere respiración artificial. Este tipo de daño a los nervios es más común como resultado de ciertas cirugías cardíacas o accidentes. Es posible que el daño se corrija por sí solo con el tiempo, aunque si un paciente no muestra signos de mejoría, puede ser necesario un tratamiento quirúrgico.

Aquellos que desarrollan problemas respiratorios después de sufrir daños en el nervio frénico pueden requerir tratamiento médico de emergencia.

En ciertos pacientes con daño del nervio frénico, la instalación de un marcapasos respiratorio es una opción de tratamiento. Este dispositivo, como un marcapasos cardíaco, estimula la contracción regular del diafragma mediante el uso de un pequeño pulso eléctrico. Los pacientes deben recibir formación para adaptarse a la vida con el marcapasos. El dispositivo no es eficaz si un paciente tiene daño en la parte intratorácica del nervio frénico.

Si no hay mejoría del daño del nervio frénico con el tiempo, puede ser necesaria una cirugía.

También se puede utilizar un procedimiento llamado plicatura diafragmática para corregir este daño. Durante la cirugía, el diafragma se dobla sobre sí mismo y se sutura nuevamente. Esto aprieta el diafragma, haciéndolo funcionar de manera más eficiente.

En la mayoría de los casos, el daño del nervio frénico causa un problema en un solo lado del diafragma. Un paciente con daño nervioso en ambos lados puede tener cada lado reparado mediante plicatura o puede someterse a dos cirugías separadas con unas pocas semanas de diferencia. Esta cirugía es un tratamiento eficaz para adultos con daño nervioso crónico y para recién nacidos con defectos congénitos. Los daños causados ??por una cirugía o un accidente también se tratan a menudo mediante plicatura.

Los recién nacidos con daño del nervio frénico pueden requerir cirugía.