Significado | Concepto | Definición:

La conexión entre el hipocampo y la depresión es que la liberación constante de glucocorticoides debido al estrés causa depresión al afectar el hipocampo. El hipocampo tiene una gran cantidad de receptores de glucocorticoides y se atrofia si se sobreexpone. Un hipocampo que funciona mal conduce a una depresión severa, incluso clínica. También es posible una condición médica conocida como síndrome de Cushing. El uso de antidepresivos es el método preferido para tratar estas formas de depresión.

El estrés puede sobrecargar el hipocampo y provocar depresión.

El hipocampo juega un papel importante en la conversión de la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo. La memoria a corto plazo de los seres humanos se produce en la corteza prefrontal. El hipocampo examina estas nuevas experiencias para aquellos que necesitan almacenamiento a largo plazo, como un evento importante o una nueva habilidad.

Dado que el estado emocional de una persona influye en gran medida en que una memoria a corto plazo se convierta o no en una memoria a largo plazo, ciertas hormonas informan al hipocampo de su estado emocional. Los glucocorticoides son una clase de hormonas que unen directamente el hipocampo y la depresión.

Un hipocampo que funciona mal conduce a una depresión severa, incluso clínica.

Los glucocorticoides son hormonas esteroides; cada célula del cuerpo humano tiene receptores para ellos. Estas hormonas ayudan a regular los niveles de glucosa y, como medicación, reducen la inflamación corporal . En el hipocampo, su trabajo es solidificar los recuerdos de flash en memoria a largo plazo; Los recuerdos de flash son los detalles inmediatos que nos rodean cuando se escuchan noticias que despiertan emociones.

Sin embargo, si uno está bajo estrés constante del trabajo u otras circunstancias, la liberación de glucocorticoides de la corteza suprarrenal es mayor de lo habitual. Los efectos sobre el hipocampo son física y psicológicamente perjudiciales.

Una condición que puede surgir debido a una conexión negativa entre el hipocampo y la depresión es el síndrome de Cushing.

Aunque el estrés constante no tiene el mismo efecto que ocurre con los recuerdos de flash, el cerebro se acostumbra a retener solo los recuerdos estresantes, lo que genera depresión. Esto, a su vez, genera más estrés y depresión. El hipocampo y la depresión también tienen consecuencias físicas. El hipocampo se contrae físicamente en respuesta a los glucocorticoides constantes. El tamaño reducido causa atrofia y puede conducir a una serie de condiciones psicológicas más graves.

La depresión clínica puede resultar de este ciclo degenerativo. Uno experimenta un estado de ánimo constante y pierde interés en las cosas que antes le daban placer. La afección tiene efectos secundarios físicos como insomnio y aumento o pérdida de peso rápido . La depresión clínica también puede manifestarse como un dolor físico inexplicable.

Otra condición que puede surgir debido a la conexión negativa entre el hipocampo y la depresión es el síndrome de Cushing. Los niveles elevados de cortisol y glucocorticoides hacen que se desarrolle. Aunque otras afecciones subyacentes, como el cáncer, pueden elevar los niveles de cortisol, la depresión grave tiene el mismo efecto.

Un paciente con Cushing experimenta un rápido aumento de peso en el torso, deterioro de la función sexual y múltiples trastornos de la piel. Los médicos generalmente realizan pruebas para detectar el cáncer y otras afecciones potencialmente mortales antes de que la depresión se considere una causa fundamental.

No importa si la conexión entre el hipocampo y la depresión causa depresión leve , depresión clínica o síndrome de Cushing, el tratamiento clínicamente más confiable es el uso de medicamentos antidepresivos.

Ciertos tipos de estos medicamentos pueden bloquear la absorción de glucocorticoides por el hipocampo para que tenga la oportunidad de reanudar su función normal. Para la mayoría de los pacientes, la medicación se combina con sesiones de terapia que pueden descubrir y abordar el estrés subyacente.

El hipocampo tiene una gran cantidad de receptores de glucocorticoides.