Analogía vs similitud: características, diferencias y ejemplificaciones.

Si bien la analogía y el símil son comparaciones de dos cosas aparentemente no relacionadas, no son lo mismo. Un símil es una forma de hablar, mientras que una analogía es un tipo de argumento; un símil es también un tipo de metáfora , mientras que una analogía no lo es. Generalmente, una analogía es más compleja que un símil. Otra diferencia clave entre los dos es que los símiles en inglés usan “as” o “like” para hacer su comparación.

“Su cabello brillaba como el sol” es un ejemplo de símil.

Un símil se suele estructurar de dos formas. La figura retórica puede usar la palabra “me gusta” para comparar dos elementos. Un ejemplo del uso de “me gusta” es “Su cabello brillaba como el sol”. El cabello y el sol generalmente no se consideran lo mismo, pero el símil los describe como que brillan de manera similar. Un ejemplo de un símil que usa “como” es, “Sus dientes eran tan blancos como las nubes”. En ese símil, los dientes del hombre se comparan con el color de las nubes.

Anuncios

“Sus dientes eran blancos como las nubes” es un ejemplo de símil.

Las analogías se utilizan para hacer una conexión entre dos objetos o ideas para explicar mejor el primer objeto. Por ejemplo, un tipo breve de analogía es: “El café es para la cafeína como la cerveza para el alcohol”. El café y la cerveza son bebidas y la cafeína y el alcohol son las drogas que contienen. En algunos casos, puede resultar difícil determinar la conexión entre los dos elementos.

“El café es para la cafeína como la cerveza para el alcohol” es un ejemplo de analogía.

Anuncios

Otra diferencia clave entre una analogía y un símil es que un símil es un tipo de metáfora. Una metáfora compara una cosa con otra al afirmar que la primera cosa es igual a la segunda. “Su cabello es el sol”, es una metáfora, mientras que un símil simplemente afirma que su cabello brilla como el sol.

La analogía y el símil también difieren en que una analogía puede ser mucho más compleja que un símil. Un escritor puede crear una historia completa como una analogía, mientras que un símil es simplemente el lenguaje que usa el autor cuando elabora una historia u otro escrito. Una analogía puede ser más difícil de discernir que un símil, ya que no tiene el “me gusta” o el “como” requeridos.

La analogía y el símil se diferencian además en que una analogía puede usarse para convencer a alguien de algo. Una persona puede comparar dos elementos al presentar un argumento para probar su punto. En algunos casos, la conexión entre los dos elementos puede ser muy delgada, lo que resulta en una analogía débil. Por ejemplo, una persona puede intentar argumentar que comer helado es lo mismo que beber leche, ya que ambos son productos lácteos. La analogía ignora el hecho de que el helado es más rico en grasas y contiene más azúcar que la leche.

Anuncios

“Su amor es como una rosa roja”, es un ejemplo de símil.