Comparativa lisinopril vs amlodipino: usos y efectos

Lisinopril y amlodipine son ambos medicamentos que pueden usarse para reducir la presión arterial alta, pero son tipos diferentes de medicamentos. Como bloqueador de los canales de calcio, la amlodipina relaja los vasos sanguíneos y acelera el flujo de sangre al corazón. También puede ayudar a prevenir el dolor de pecho, pero no puede tratar el dolor de pecho que ya ha comenzado. Lisinopril es un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), lo que significa que interfiere con las sustancias químicas del cuerpo que tensan los vasos sanguíneos. Esto permite una circulación sanguínea más eficiente y el medicamento también puede aumentar las posibilidades de supervivencia después de un ataque cardíaco.

La amlodipina también se comercializa y vende bajo la marca Norvasc.

Ambos medicamentos para la presión arterial alta se toman por vía oral, generalmente una vez al día. El médico puede prescribir inicialmente una dosis más baja, que se aumentará gradualmente según sea necesario. Aquellos que toman lisinopril pueden necesitar someterse a pruebas periódicas de función renal y hepática. Cuando se usan para tratar la presión arterial alta, estos medicamentos están destinados a ser parte de un plan de tratamiento integral que debe incluir una dieta saludable y ejercicio regular.

Anuncios

Tanto lisinopril como amlodipino pueden causar somnolencia extrema que puede interferir con la productividad laboral.

Se deben seguir ciertas precauciones al usar estos medicamentos. Tanto lisinopril como amlodipine pueden interactuar con el alcohol y causar presión arterial extremadamente baja, lo que puede aumentar el riesgo de algunos efectos secundarios. Aquellos que toman lisinopril deben evitar el uso de suplementos de potasio o sustitutos de la sal a menos que un médico indique lo contrario.

Lisinopril and amlodipine pueden prevenir el dolor de pecho, pero no pueden tratar el dolor de pecho que ya ha comenzado.

Anuncios

Lisinopril y amlodipino pueden causar algunos efectos secundarios, que deben informarse al médico que prescribe si se vuelven graves. Pueden causar mareos , somnolencia y dolor de cabeza. Lisinopril también puede causar náuseas, vómitos y depresión, mientras que amlodipine puede causar fatiga y enrojecimiento.

Los efectos secundarios más graves requieren atención médica urgente. Estos medicamentos pueden causar hinchazón, sensación de desmayo y dolor en el pecho. Quienes toman lisinopril deben controlarse por sí mismos para detectar un aumento de peso rápido e inusual, cantidades inusualmente bajas de producción de orina y síntomas de la gripe . La amlodipina puede causar latidos cardíacos fuertes, malestar y una sensación de pesadez y dolor que se extiende al brazo o al hombro.

Los efectos secundarios de lisinopril pueden incluir aumento de peso.

Anuncios

Antes de usar lisinopril y amlodipina, los pacientes deben revelar sus otras afecciones médicas, medicamentos y suplementos. Lisinopril puede causar defectos de nacimiento y nunca debe ser usado por mujeres embarazadas, mientras que se desconoce si amlodipine dañará al feto. También se desconoce si alguno de estos medicamentos puede pasar a la leche materna. Estos medicamentos pueden estar contraindicados para su uso por personas con enfermedad renal o hepática, diabetes y problemas en las válvulas cardíacas . Otros medicamentos pueden interactuar con lisinopril y amlodipino, incluidos betabloqueantes, diuréticos y aspirina.

Los efectos secundarios de lisinopril y amlodipino pueden incluir dolores de cabeza.

 

Anuncios

Mira estos Artículos

Subir