Los ñames suelen ser más suaves que las batatas.

El ñame y la batata son plantas bastante diferentes, aunque pueden parecerse un poco. En la mayoría de los casos, si está comiendo una papa de pulpa naranja o amarilla muy dulce, en realidad está comiendo una batata y no un ñame. A menos que esté comprando en un mercado internacional, o esté consumiendo su comida en África, es probable que esté consumiendo una batata.

La confusión comienza cuando los africanos fueron traídos a América como esclavos. El ñame, que es una parte muy importante y rica en almidón de muchas dietas africanas, se parece un poco a una batata. Por lo tanto, muchos esclavos usaron las palabras ñame y batata indistintamente y el nombre se quedó.

En los Estados Unidos, los dos alimentos se pueden distinguir porque la batata tiende a ser menos dulce que el ñame. En realidad, la diferencia real del ñame y la batata funciona en la dirección opuesta: los ñames africanos son menos dulces, más grandes y más almidonados. De hecho, un ñame africano puede alcanzar hasta 100 libras (45,35 kilogramos). El ñame más grande registrado fue de 130 libras (59 kg).

El ñame tiende a ser más blando, y ahí radica la gran diferencia en el debate. Las batatas más firmes se cultivaron inicialmente en los EE. UU. Comenzaron a cultivarse variedades más blandas que a menudo se etiquetaban como ñame. Por lo tanto, comparar un ñame y una batata puede significar la distinción entre una papa bastante suave cuando se cocina, o una bastante firme cuando se cocina.

Existen algunas diferencias botánicas básicas entre un ñame real y una batata. El ñame africano está relacionado con ciertas hierbas y lirios. También es una monocotiledónea , que exhibe una hoja de semilla embrionaria cuando brota por primera vez del suelo. Por el contrario, la batata está relacionada con la familia de las campanillas y más estrechamente relacionada con otros tipos de patatas. Es una dicotiledónea y presenta dos hojas embrionarias al brotar.

El ñame mal llamado a menudo le da al cocinero una idea del tipo de camote que realmente va a servir. Por ejemplo, el ñame granate (en realidad una batata) a menudo se considera uno de los más deliciosos y se destaca por su sabor muy dulce y su color naranja intenso.