Los editores de revistas utilizan las tasas de deserción como medida de éxito o fracaso.

Por definición, la deserción y la retención son fenómenos opuestos impulsados ??por corporaciones y otros empleadores. El primero es la evolución de la pérdida de empleados, generalmente hasta la jubilación, mientras que el segundo se centra en mantener la plantilla actual durante el mayor tiempo posible. A veces, un empleador puede querer marcar el comienzo de una nueva generación de empleados, por lo que los esfuerzos de retención podrían aliviarse para que se produzca el desgaste. Los empleadores invierten capital en programas de retención, pero la misma inversión se podría hacer en el diseño de paquetes de jubilación anticipada para que haya espacio para nuevas contrataciones.

Los empleadores deben crear un entorno en el que los empleados puedan crecer y mejorar.

El desgaste y la retención tienen diferentes propósitos, pero el quid de la relación es que uno deja paso al otro. Para promover la retención dentro de una organización, un empleador podría invertir para crear una cultura corporativa en la que los empleados crezcan y se destaquen, de modo que estas personas encuentren pocas razones para irse. Estos esfuerzos pueden comenzar con una orientación informativa y transparente para los nuevos empleados en un intento de hacer que los empleados se sientan bien informados sobre una corporación desde el primer día. Los programas de tutoría pueden estar disponibles o ser algo menos formal donde los trabajadores jóvenes tienen a alguien a quien emular dentro de una organización. Todos estos esfuerzos son intentos de crear retención.

Ofrecer bonificaciones puede ayudar a frenar la alta deserción en la industria del telemarketing.

Once employees have been retained at an organization for a number of years, these individuals become eligible for retirement. Many times, these employees have been with an employer for decades and have developed skills along the way that warrant generous salary and benefit packages. An employer might decide that it would improve the financial picture at a firm if these veterans would retire early and be replaced with younger, less-experienced employees who command lower salaries. As a result, the older group of employees might be offered a premature retirement package as an incentive to leave, which allows the company to introduce a new generation of workers. Attrition and retention are working together as one group is pushed out through attrition just as the company attempts to retain another.

Ensuring that employees are properly trained may help reduce attrition.

In the health care industry, attrition and retention are similarly intertwined. In an attempt to generate new business, health care providers are often focusing efforts on adding new patients. If the facility is not mindful, there might also be a wave of attrition that takes place from existing patients who may feel neglected. Ideally, a medical facility could bypass the push-and-pull dynamic between attrition and retention by attracting new business without diminishing the current roster of patients.