Las ostras no se pueden comer según las pautas kosher, pero generalmente se consideran halal.

Hay pautas dietéticas específicas a las que se adhieren los seguidores de la fe judía y musulmana. Los alimentos que cumplen con estas pautas se conocen como kosher y halal, respectivamente. Existen muchas diferencias entre las reglas para los dos tipos de alimentos, aunque también existen algunas similitudes. Tanto las leyes kosher como las halal establecen que la sangre y los cerdos no se pueden consumir. Sin embargo, las reglas kosher son mucho más restrictivas sobre los tipos de animales y los métodos de preparación que se utilizan.

Turquía es kosher.

Una cosa importante que hay que entender acerca de las diferencias entre los alimentos kosher y halal es que existen diferencias de opinión sobre lo que realmente implica cada dieta. Estas variaciones provienen de interpretaciones académicas de los textos religiosos originales que definen las leyes. Algunas diferencias relajan las leyes estrictas, ajustándolas a las realidades de producción modernas que hacen que el origen y la composición de algunos alimentos sea casi imposible de rastrear. También hay comunidades donde las reglas son mucho más estrictas que las de la dieta tradicional. Muy a menudo, las diferencias surgen en ciertas regiones geográficas o en grupos que siguen a un líder específico dentro de la fe.

Las vacas y otros animales de pezuña hendida y rumiantes son kosher.

Los musulmanes que siguen una dieta halal pueden comer una selección más amplia de carnes que los judíos que siguen una dieta kosher. En una dieta halal, se permiten casi todas las carnes excepto el cerdo y los subproductos del cerdo, aunque debe tenerse en cuenta que existen algunas variaciones que restringen la ingesta de animales carnívoros. Una dieta kosher prohíbe varios animales, incluidos cerdos, águilas, búhos, bagres y conejos. Una diferencia importante entre las reglas kosher y halal es que todos los mariscos se consideran no kosher y no se pueden comer, mientras que todos los animales que viven en el agua están específicamente permitidos según las pautas halal.

Los conejos no se consideran kosher.

Otra diferencia entre los alimentos kosher y halal proviene de cómo se deben preparar los alimentos kosher. No se permite que la carne y los lácteos se mezclen, se manipulen con las mismas herramientas o se consuman con los mismos utensilios. Algunos tipos de comida kosher también deben ser preparados por un judío practicante para ser considerados kosher. Los alimentos halal tienen regulaciones similares, pero se centran principalmente en el sacrificio y la matanza de animales.

En un sentido general, “halal” significa “legal” en árabe y se refiere a lo que está permitido por las reglas del Islam.

Tanto las reglas kosher como las halal establecen que los animales deben ser sacrificados de una manera específica para que estén permitidos. Las reglas son casi idénticas y ambos métodos terminan con la consagración de la carne con el nombre de Dios. Sin embargo, por muy similares que sean los métodos de matanza, las carnes kosher y halal no son fácilmente intercambiables, porque el nombre de Dios que se usa sobre la carne no es el mismo. En el Islam , sin embargo, se puede comer carne kosher si un musulmán está viajando o comiendo en un hogar judío.