La identificación por huellas dactilares tiene una serie de ventajas que la convierten en un método popular de identificación en entornos que van desde comisarías de policía hasta instalaciones seguras. Este método de identificación se logra comparando las huellas digitales de alguien con una base de datos de huellas digitales conocidas. Si las huellas dactilares de la muestra coinciden con las huellas dactilares de la base de datos, se considera una coincidencia positiva. Es importante señalar que muchos sistemas de identificación que utilizan huellas dactilares buscan una coincidencia estadísticamente significativa; en lugar de hacer coincidir la huella digital completa, buscan marcadores clave que se pueden usar para comparar.

La identificación de huellas dactilares se puede lograr con un sistema automatizado para ayudar a aumentar la seguridad.

Una gran ventaja de la identificación por huellas dactilares es que es muy bien aceptada en la comunidad legal, entre las fuerzas del orden público y el público en general. Tiene una larga historia en la ciencia forense, completa con numerosos estudios que respaldan el uso de huellas dactilares para la identificación. Esta venerable historia le da un peso y una credibilidad que no están disponibles para los sistemas de identificación más nuevos. Además, la identificación de huellas dactilares se percibe ampliamente como muy precisa y muy confiable, ya que la probabilidad estadística de que dos personas en la Tierra tengan huellas dactilares idénticas es muy baja.

La identificación por huellas dactilares puede ser muy útil para los padres cuyos hijos han sido secuestrados.

El factor de precisión es importante, ya que es difícil identificar un error cuando las huellas dactilares se recopilan y estudian correctamente. Sin embargo, esto también puede ser una trampa; Debido a que las personas dependen en gran medida de la identificación de huellas dactilares, si la evidencia de huellas dactilares no se recopila, almacena o maneja adecuadamente, puede resultar en una identificación falsa que la gente creerá que es válida porque consideran que las huellas dactilares son altamente confiables.

La toma de huellas dactilares tiene una larga historia en la ciencia forense.

La identificación de huellas dactilares también se puede lograr con un sistema automatizado, que reduce la cantidad de trabajo humano requerido para hacer una coincidencia positiva. Esto también puede aumentar la seguridad; si un sistema automatizado controla el acceso a un sitio con identificación de huellas dactilares, por ejemplo, es imposible sobornar o engañar al sistema para que ingrese, ya que podría ser un problema con un humano.

Las huellas dactilares también tienden a permanecer constantes durante toda la vida, a menos que alguien experimente un accidente o trabaje en una industria con materiales cáusticos o calientes que dañen las huellas dactilares. Esto puede resultar muy útil en algunos entornos. Por ejemplo, los padres que toman las huellas dactilares de sus hijos y archivan las huellas dactilares pueden estar seguros de que si sus hijos son secuestrados y luego identificados, las huellas dactilares de la infancia se pueden usar para hacer una coincidencia positiva incluso si los niños han madurado. Esta coherencia, sin embargo, puede ser otro problema; si las personas experimentan cambios en sus huellas dactilares, es posible que les resulte difícil verificar su identidad.

Los equipos de toma de huellas dactilares se utilizan entre las fuerzas del orden.