Los códigos de vestimenta no entran en juego cuando se trabaja desde casa.

Trabajar desde casa puede tener muchas ventajas, pero existen trampas o escollos que el trabajador a domicilio también puede encontrar. Sin duda, para muchas personas se ha puesto de moda trabajar total o parcialmente desde casa. Pueden trabajar para empresas desde una oficina en casa, autónomos o administrar sus propios negocios. Los trabajadores a domicilio mencionan ventajas como la libertad en el tiempo, la programación flexible y el dinero ahorrado debido a los requisitos mínimos de ropa de trabajo y los desplazamientos. Por otro lado, estos mismos trabajadores entienden que es bastante fácil distraerse, no hacer tanto trabajo como es necesario y sentirse aislado.

Las personas que trabajan desde casa pueden tener dificultades para mantener una conducta profesional durante las horas de trabajo.

Es muy fácil citar las ventajas de trabajar desde casa. Es posible tener un horario extremadamente flexible, especialmente si las personas trabajan por su cuenta. Esto no significa que las personas no tengan que completar cierto trabajo en un plazo fijo. Quizás la mejor manera de manejar esto es creando algunas reglas de programación cuando sea posible, para que el trabajo no se detenga. Cuando los trabajadores no tienen fechas límite fijas, es posible que quieran establecerlas, y podría ser útil tener un calendario grande cerca del espacio de trabajo con fechas límite establecidas. Aunque esto aún podría significar variar las horas que las personas tienen que trabajar cada día, la mayoría de los trabajadores deben decidir exactamente cuántas horas deben trabajar y asegurarse de poder programarlas para cada día.

Trabajar en línea brinda a las personas la oportunidad de completar asignaciones mientras viajan.

Otra ventaja potencial de trabajar desde casa es el ahorro de dinero. Puede costar mucho pagar los guardarropas del trabajo, los almuerzos y los desplazamientos. Si el trabajo lleva a una persona a la comunidad con frecuencia, es posible que deba mantener algunos trajes agradables. Sin embargo, en casa, el trabajo se puede realizar con sudaderas, pijamas, boxers o simplemente con ropa informal y cómoda.

El dinero ahorrado en viajes diarios puede ser un beneficio adicional. Muchas personas están encantadas de ver reducido su consumo de combustible, aunque pueden experimentar un ligero aumento en los costos de energía en el hogar debido al uso doméstico diario más prolongado. Estos factores pueden variar según el tipo de trabajo que realiza una persona y si aún puede requerir viajes regulares.

Las personas que trabajan desde casa tienen más probabilidades de experimentar sentimientos de aislamiento.

Las distracciones pueden ser una de las mayores desventajas de trabajar desde casa y, si bien esto se aplica a la mayoría de las personas, puede aplicarse especialmente a los padres. Uno de los grupos de personas de más rápido crecimiento que trabajan desde casa son las mamás, a veces llamadas mamás emprendedoras. Si bien llegar a casa con los niños es fantástico, a los niños no suele importarles que las mamás (o los papás) parezcan estar trabajando. Todavía pelearán, se lesionarán, se meterán en problemas o se enfermarán. Se necesita una habilidad significativa para poder trabajar en múltiples tareas y cuidar a los niños simultáneamente, y algunos padres que hacen esto confiesan que sienten que los niños son descuidados de vez en cuando. Los padres pueden tratar de evitar esto programando horas de trabajo cuando tienen otro padre para cuidar a los niños, o por la noche cuando los niños están dormidos.

People who work from a home office might need noise canceling headphones to minimize distractions.

It is not only parents who must deal with distractions of all kinds. People who work from home may find plenty of things that divert their focus from working. It’s often stated that working from home may translate in other people’s minds to not really working, when this is far from the truth. Friends or relatives might call up in the middle of a workday, for instance, because they don’t understand people really have to stay on task. Minimizing distractions may help, like having caller ID so workers only answer work related phone calls.

Employees who work from home typically don’t get paid time off when battling an illness.

Perhaps one of the reasons workers from home are likely to give in to distractions, such as the call from a family member, is because home working may be lonely at times. Those used to working with a large or even small group of people may miss the social nature of employment and the camaraderie of spending time with fellow employees. It can be easy to feel isolation or loneliness, and its important to address this by regularly getting to spend time with others. It should be noted some people feel this less than others; those with a more independent streak who prefer working alone may not be as affected. Still, those working from home should not allow themselves to become isolated from the rest of the world; regular social contact can prove of great benefit.