Significado | Concepto | Definición:

Muchas empresas y plantas de fabricación utilizan aplicaciones de control de procesos para automatizar algunas o todas las tareas, y estos programas a menudo se diferencian por el tipo y la cantidad de trabajo que realizan. Las aplicaciones de control de procesos por lotes se utilizan para indicar a las máquinas cómo combinar materias primas para fabricar un producto. Las aplicaciones de bucle único son las más básicas, ya que solo pueden realizar una única función, como encender y apagar una máquina o una válvula . Las aplicaciones continuas gestionan y realizan tareas como calentar agua en una caldera o remover materiales sin parar. Las aplicaciones del sistema de control distribuido (DCS) son complejas y capaces de arrancar y apagar todo en una planta.

Muchas empresas y plantas de fabricación utilizan aplicaciones de control de procesos para automatizar algunas o todas las tareas.

Cuando se fabrica un producto, las materias primas a menudo tienen que pasar por el mismo proceso continuamente. Por ejemplo, varias materias primas pueden tener que calentarse hasta cierto punto antes de que se unan o cambien químicamente. En lugar de hacer que los trabajadores humanos realicen esta misma tarea continuamente, las aplicaciones de control de procesos por lotes pueden realizar esta función repetitiva. A las aplicaciones a menudo se les dice cuánto tiempo deben mantener las máquinas en funcionamiento o se les dan variables como calentar materiales hasta un cierto punto antes de detenerse.

Un ingeniero de control de procesos puede estudiar las operaciones actuales de su empresa para realizar mejoras.

Las aplicaciones de control de procesos de un solo lazo son simples relés, pero pueden ser beneficiosos para una planta de fabricación. Estas aplicaciones generalmente pueden controlar solo una máquina o válvula a la vez, y pueden hacer que la máquina o válvula se encienda o apague. Se pueden programar, por lo que abren una válvula cada 15 segundos, por ejemplo. Se pueden utilizar varias aplicaciones de bucle único simultáneamente para secuenciar correctamente operaciones grandes.

Las aplicaciones de control de procesos continuos son similares a las aplicaciones por lotes, porque están diseñadas para funcionar durante largos períodos de tiempo. A diferencia de las aplicaciones por lotes, a las que se les dan variables e instrucciones para detenerse en un punto determinado, las aplicaciones continuas están diseñadas para seguir ejecutándose sin interrupción. Por ejemplo, cuando las aplicaciones por lotes calientan materiales a una determinada temperatura durante unos minutos, las aplicaciones continuas mantendrán el calentador a la misma temperatura hasta que se le indique que se detenga.

Las aplicaciones de control de procesos DCS son uno de los sistemas más complejos, ya que pueden controlar una gran cantidad y variedad de máquinas y, por lo general, pueden manejar muchas variables diferentes. Todos los controladores en una planta de fabricación generalmente se pueden configurar a través de aplicaciones DCS, automatizando completamente una planta. Estas aplicaciones también pueden iniciar y detener todo en la planta, incluso sin interacción humana.