Significado | Concepto | Definición:

El diseño industrial es un campo que requiere la fusión de creatividad y habilidades técnicas para crear productos verdaderamente innovadores que estén orientados a la consecución de un objetivo establecido. El diseño industrial verde se refiere al proceso mediante el cual los diseñadores industriales utilizan sus habilidades para crear productos y diseños que están en consonancia con el medio ambiente. Los diferentes tipos de diseño industrial verde son aquellos que son reciclables o basados ​​en materiales reciclables, los que tienden a ahorrar recursos y los que se prestan a una mayor eficiencia a través del proceso de ensamblaje y la forma en que los productos o diseños contienen atributos que contribuyen a su respeto por el medio ambiente.

Hombre con un taladro

Un ejemplo de diseño industrial verde incluye los diseños que incorporan la utilización de materiales verdes en su producción. Generalmente son aquellos materiales que no dañan el medio ambiente como consecuencia de su adquisición con el fin de desarrollar los conceptos de diseño. Un buen ejemplo de un proceso de diseño industrial ecológico es el uso de materiales reciclados en la producción de productos o en el diseño de otros proyectos, como la construcción. Esto se puede ver en la utilización de objetos como chatarra y otros tipos de material desechado para la construcción de esculturas. También se manifiesta en el uso de baldosas rotas que de otro modo se habrían descartado en la creación de patrones interesantes en el suelo de las viviendas, frente a la aplicación de nuevas baldosas en el suelo.

Las prácticas de diseño industrial ecológico también son evidentes en la creación de productos que ahorran recursos a través de diseños inteligentes detrás del concepto de los productos. Un ejemplo de ello se puede ver en el diseño de aireadores que se acoplan al caño de los grifos con el fin de esparcir el chorro de agua y contribuir a la conservación del mismo. Esta misma práctica de creación de diseño industrial verde es la fuerza impulsora detrás del diseño de casas que están hechas con materiales tales que retienen más calor o frío, reduciendo la necesidad del uso constante de calentadores o acondicionadores de aire. También se puede aplicar a través del diseño de viviendas con muchos espacios abiertos y claraboyas que se colocan de tal manera que permitan que la luz natural entre en el hogar por más tiempo, reduciendo la necesidad de usar luz artificial.