Lúpulos, que se utilizan para elaborar cerveza.

El equipo de elaboración de cerveza puede variar según el tipo de elaboración que se realice y la escala en la que se produzca la cerveza. Los kits de elaboración de cerveza casera suelen ser bastante pequeños y compactos, mientras que los suministros de elaboración de cerveza industrial pueden ocupar almacenes completos. Sin embargo, si una persona tiene la intención de elaborar su propia cerveza, los equipos para hacer cerveza se pueden comprar en kits que incluyen todo lo necesario para comenzar con el pasatiempo. A medida que un aficionado avanza en la elaboración de lotes más grandes, se pueden comprar nuevos equipos para hacer que el proceso sea más eficiente y mucho más rápido.

Vides de lúpulo.

La primera pieza de equipo para hacer cerveza que se necesita es una tina grande para hervir agua. Las freidoras de pavo son una buena opción para este propósito, ya que la freidora puede elevar la temperatura del agua mucho más rápidamente que una estufa de mesa tradicional. Los cerveceros más avanzados pueden montar un barril de cerveza en un marco de metal con un quemador grande montado debajo para realizar esta tarea, aunque esta es una configuración más costosa que requerirá la modificación del barril del barril, así como la capacidad de construir un marco para el barril. El agua se puede hervir en una estufa, pero esto llevará mucho más tiempo.

Tanques para fermentar cerveza.

Los garrafones son piezas indispensables de los equipos de elaboración de cerveza. Una vez que se hace la ebullición del agua, y se agregan los lúpulos y otros ingredientes, se debe llevar a cabo el proceso de fermentación, por lo que el líquido se filtra y se vierte en recipientes de vidrio conocidos como garrafones. Las garrafas se tapan y, a menudo, se cubren con mantas o se guardan en una habitación oscura para favorecer el proceso de fermentación. El líquido puede permanecer en los garrafones durante semanas o incluso meses a medida que el proceso de fermentación convierte el azúcar en alcohol.

Cerveza.

Una vez que la cerveza ha sido fermentada, se necesitan otros equipos de fabricación de cerveza para embotellarla. Un taponador de botellas puede instalar tapones de metal en botellas de vidrio de manera limpia y hermética, aunque antes de que se pueda hacer esto, las botellas de vidrio deberán limpiarse a fondo, generalmente con lejía. Se puede usar una manguera para introducir agua en la botella de manera más eficiente, y un accesorio de fregadero de latón es una forma aún mejor de inyectar agua en las botellas. Cuando uno presiona la punta del accesorio, el agua se rociará hacia arriba en la botella. La punta se taponará sola cuando no se ejerza presión sobre ella.