Algunos agentes de seguridad pueden usar esposas.

Los agentes de seguridad, incluidos agentes de policía y guardias de seguridad privados, tienen la tarea de proteger a los ciudadanos y la propiedad. Por lo general, estos oficiales reciben ciertos tipos de equipos que les permiten realizar su trabajo de manera más fácil y segura. El equipo estándar de los oficiales de seguridad puede incluir armas, dispositivos de comunicación, equipos de detección y linternas.

Los agentes de seguridad suelen llevar gas pimienta.

En muchos países, los agentes de seguridad empleados por el gobierno, como los agentes de policía, pueden portar pistolas, rifles o incluso armas semiautomáticas. A los oficiales armados generalmente se les asignan tareas importantes como vigilar los cruces fronterizos o escoltar a figuras políticas. Durante los períodos de disturbios civiles, a los agentes normalmente desarmados se les entregan armas que pueden estar autorizados a utilizar para protegerse a sí mismos, a la propiedad pública oa la población civil. En algunas naciones, el equipo de los oficiales de seguridad generalmente incluye porras en lugar de pistolas. Otros tipos de armas que llevan los agentes de seguridad incluyen gas pimienta y pistolas Taser .

Los agentes de seguridad a menudo se comunican entre sí mediante radios.

Muchos agentes de seguridad tienen que realizar patrullas y estos agentes normalmente se comunican entre sí mediante radios, teléfonos móviles u otros tipos de dispositivos de comunicación. Los vehículos que conducen estos agentes suelen estar equipados con dispositivos de comunicación, mientras que los agentes que patrullan a pie reciben radios bidireccionales que pueden utilizar para informar de incidentes o solicitar asistencia. En muchos casos, el equipo de los oficiales de seguridad incluye radios de corto alcance en lugar de dispositivos de comunicación de largo alcance. Esto reduce la probabilidad de que otras partes puedan interceptar las llamadas que hacen los agentes.

Los oficiales de seguridad a menudo tienen focos montados en sus vehículos.

Los guardias de seguridad en aeropuertos, puertos, estaciones de tren y edificios gubernamentales a menudo usan detectores de metales portátiles o independientes para buscar armas ocultas que otras personas puedan estar cargando. En algunas instalaciones de alto riesgo, como las instalaciones militares, el equipo de los oficiales de seguridad puede incluir contadores Geiger que pueden detectar radiación o sustancias atómicas. En algunos países, el personal de seguridad utiliza dispositivos de detección para escanear el aire y los suministros de agua son rastros de sustancias químicas en busca de agentes biológicos.

Los guardias de seguridad de los aeropuertos suelen utilizar detectores de metales para controlar a los pasajeros.

En muchas instalaciones, los agentes de seguridad patrullan a todas horas del día y de la noche. En consecuencia, el acuerdo del oficial de seguridad generalmente incluye linternas e incluso gafas o cámaras de infrarrojos. Los vehículos que conducen los agentes de seguridad a menudo están equipados con focos de alta potencia que pueden iluminar grandes áreas. Los agentes que trabajan en instalaciones como las prisiones reciben focos independientes que les permiten escanear el recinto de la prisión después del anochecer.

Tanto los oficiales empleados por el gobierno como los contratistas privados suelen llevar esposas que pueden usar para inmovilizar a los delincuentes y los intrusos. Algunos oficiales también reciben chaquetas blindadas que son resistentes a las balas, así como viseras y cascos. Además, los agentes de seguridad a veces reciben botiquines de primeros auxilios para que puedan tratar heridas leves que reciben ellos mismos, sus colegas o miembros del público.