Significado | Concepto | Definición:

Los fabricantes ofrecen muchos tipos de herramientas de compresión, incluidas pistolas de clavos, pulverizadores de pintura, taladros, amoladoras y lijadoras. Cada una de estas herramientas de taller comunes se conecta a un compresor de aire para una potencia constante. Muchas empresas y aficionados utilizan herramientas neumáticas, ya que ofrecen resistencia y facilidad de uso durante largos períodos de tiempo.

Algunas herramientas de compresor se pueden utilizar para cortar chapa.

El compresor funciona forzando aire en su tanque de almacenamiento hasta que las moléculas se compactan en una masa densa. Una herramienta de aire adjunta recibe el aire presurizado del compresor para generar movimiento o fuerza. Los compresores de aire más pequeños alimentan herramientas de compresión comunes, como pistolas de clavos. Por el contrario, las herramientas neumáticas más grandes requieren compresores más grandes, con motores potentes y tanques de almacenamiento más grandes. Las lijadoras y amoladoras requieren más potencia para lograr un funcionamiento adecuado durante un proyecto.

Las llaves de aire son un tipo de herramienta compresora.

Las pistolas de clavos son extremadamente útiles como herramientas para compresores de aire, especialmente para proyectos grandes. Muchos profesionales de la construcción usan pistolas de clavos de aire para instalar cientos de clavos en marcos de madera, como en la estructura de un edificio. La pistola de clavos liviana permite al trabajador continuar el proyecto sin el peligro de desarrollar una lesión por esfuerzo repetitivo al sostener una pistola de clavos pesada que aloja un motor individual.

Los rociadores de pintura utilizan la entrada de aire comprimido para convertir la pintura líquida en pequeñas gotas. El rociador de pintura dispara las pequeñas gotas, creando una fina niebla para una capa de pintura suave. Estas herramientas de compresor especializadas se utilizan para grandes proyectos de pintura, como una actualización del color exterior de la casa o un trabajo completo de pintura de automóviles. Los trabajos de pintura más pequeños aún usan las herramientas básicas de brocha y rodillo, ya que el rociador puede tener un exceso de rociado desordenado en áreas confinadas.

Las herramientas de compresor también incluyen taladros. Un taladro de aire hace agujeros fácilmente en diversos materiales, desde metal hasta madera. Los potentes motores de los compresores de aire más grandes impulsarán taladros más grandes a través de materiales más resistentes, como láminas de metal gruesas. El material de perforación, la herramienta de perforación y el compresor deben tener opciones de energía compatibles para evitar daños a cualquiera de los dispositivos. Además, la compatibilidad de la herramienta debe definirse antes de comenzar el proyecto para que el usuario no sufra ninguna lesión, como al romperse una broca.

Las amoladoras y lijadoras raspan las superficies del material como técnica de acabado. Por ejemplo, las lijadoras pueden desgastar las esquinas de madera o una amoladora puede pulir una herramienta de metal. Ambas herramientas de compresión utilizan mucha energía para generar movimiento. El compresor debe suministrar un suministro de aire constante a la herramienta o el material del proyecto puede resultar dañado. Muchos aficionados usan compresores con grandes tanques de aire para garantizar que se cumplan los requisitos de energía necesarios.

Una pistola de clavos neumática es una herramienta accionada por aire comprimido que se utiliza para disparar clavos y grapas en madera o mampostería.