Empresario dando un pulgar hacia arriba

Los procesos de gestión de productos son aquellos que gobiernan el ciclo de vida de un producto. Un proceso de este tipo crea un modelo para toda la vida de un producto, lo que permite a una empresa crear una estrategia y un presupuesto para manejar un producto en cada una de sus etapas. Hay dos tipos principales de procesos de gestión de productos. Un tipo de proceso describe un producto desde una perspectiva de ingeniería y es un aspecto importante de la estructura de tecnología de la información de una empresa . El otro tipo de proceso de gestión de productos describe un producto desde una perspectiva de marketing y se refiere a factores como el costo, el precio y las ventas.

Cuando los procesos de gestión de productos se utilizan en un contexto de ingeniería, se centran en la construcción material de un producto y se basan en factores como las materias primas necesarias, las herramientas y los equipos necesarios para la producción y el transporte. Hay cuatro etapas diferentes en este proceso: concepción, diseño, realización y operación y mantenimiento de un producto.

Cada una de las cuatro etapas de este tipo de gestión de productos se centra en la participación humana, así como en la comunicación a través de Internet, servicios de telecomunicaciones y software industrial. Durante la etapa de concepción, por ejemplo, los diseñadores pueden usar software 3D e incluso modelos de arcilla para crear una estética para un producto y trabajar detalles como las dimensiones y la ubicación de ciertas partes. La etapa de realización requiere que los programadores desarrollen herramientas que puedan hacer el producto, programar instrucciones específicas y comunicarse con los diseñadores para garantizar que los detalles de un producto coincidan con los determinados durante la etapa de concepción.

El segundo proceso principal de gestión de productos se refiere a los aspectos comerciales del ciclo de vida de un producto. Estos procesos están destinados a gestionar los comportamientos de un producto mientras está en el mercado. Al igual que los procesos asociados con la ingeniería de un producto, este proceso de gestión también incluye cuatro etapas diferentes. Son introducción al mercado, crecimiento, madurez y declive.

Cada etapa de este proceso revela una proyección diferente de lo que se puede esperar en términos de costo, rentabilidad y marketing. Durante la primera etapa, en la que se introduce un producto en el mercado, los profesionales asumen que el costo es alto y que la demanda se crea mediante el uso de campañas de marketing agresivas diseñadas para apuntar a la demografía correcta. La segunda etapa explica el crecimiento de un producto y los especialistas asumen que los costos disminuyen y las ganancias aumentan. La competencia también aumenta en esta etapa, lo que requiere que una empresa baje los precios para atraer a más clientes.

Las etapas de madurez y declive de este proceso se refieren al punto en el que un mercado está saturado. Las ganancias disminuyen en estas etapas y las campañas de marketing pueden ralentizarse. Muchas empresas se concentran en la distribución en lugar de vender en las etapas finales de este proceso de gestión de productos.