Funcionamiento de la gramática inglesa: elementos clave y uso

Hay numerosos elementos en la gramática inglesa. Las reglas estructurales que guían el uso del inglés hablado y escrito han evolucionado y continúan evolucionando, pero el marco básico sigue siendo relativamente consistente. La gramática inglesa se basa en dos clases generales de palabras: sustantivos y verbos. Casi todos los demás aspectos de la gramática inglesa presentan alguna modificación de cualquiera de ellos. La construcción gramatical de una oración en inglés depende de las palabras que la componen, ya que una oración correcta presenta tanto un sujeto, que contiene un sustantivo , como un predicado , que contiene un verbo .

Hay muchos elementos en la gramática inglesa.

Los sustantivos son las palabras que representan personas, lugares y objetos. La mayoría de las oraciones tienen un sustantivo, ya que un sustantivo es el sujeto de una oración. Un sustantivo puede ser general, como "perro", o específico, como "Rex". El primero es un nombre común, el segundo es un nombre propio. Hay varios otros tipos de sustantivos, incluidos los sustantivos concretos, abstractos y colectivos.

Anuncios

"Ella lo abofeteó", es un ejemplo de frase preposicional.

Los verbos representan la acción que ocurre en una oración. La gramática inglesa depende de mostrar a un sujeto haciendo algo o que le hayan hecho algo. Las oraciones más cortas en inglés se componen de un solo verbo: por ejemplo, "Go". Aunque esta oración no incluye explícitamente un sustantivo, sí incluye un sujeto: la persona a quien se dirige.

Hay varias clasificaciones de verbos, pero la más común es transitiva e intransitiva. Los verbos transitivos crean una transición entre el sujeto y un objeto que aparece en la oración. Por ejemplo, "Michelle toma una cuchara". presenta un verbo transitivo. Michelle es el sujeto, la cuchara es el objeto y "recoger" es el verbo transitivo.

Anuncios

Los verbos intransitivos no transfieren ninguna acción a un objeto. Por ejemplo, "Jim corrió rápido". es una oración que presenta un sujeto y un verbo, pero la última palabra de la oración es un adverbio , una palabra que modifica el verbo. Las oraciones que presentan un verbo intransitivo generalmente también incluyen un adverbio.

Mientras que los adverbios modifican los verbos, los adjetivos modifican los sustantivos. Por ejemplo, "El mejor deporte ocurre de noche". presenta una modificación del sustantivo "deporte". Generalmente, los adjetivos se usan con sustantivos comunes, pero a menudo un adjetivo también puede modificar un nombre propio. La complejidad de la gramática inglesa se basa en la modificación de sustantivos y verbos, agregando capas de matices a la construcción de oraciones.

Los elementos adicionales de la gramática inglesa incluyen pronombres , palabras que reemplazan a los sustantivos. Los pronombres pueden incluir personas, objetos e ideas. "His", "her", "their", "they" y "it" son todos ejemplos de pronombres, pero también hay otros. Las preposiciones a menudo describen la posición o relación de una cosa con respecto a otra. Estas son palabras como "en", "en", "por" y "alrededor". Las frases preposicionales que comienzan con estas palabras pueden, por sí mismas, funcionar como adjetivos y adverbios, modificando los diversos sustantivos y verbos de una oración.

Anuncios

 

Mira estos Artículos

Subir