Ofrecer café elaborado con granos que son superiores a los que se usan en otros cafés puede ayudar a que una nueva cafetería se destaque.

Abrir una cafetería puede ser una empresa gratificante para cualquiera que disfrute de la industria de la restauración o el servicio de alimentos. Antes de comenzar un café, es importante tener un plan de negocios sólido . Los mejores consejos para comenzar una pequeña cafetería son idear un tema para la cafetería, elegir una excelente ubicación, decidir el menú, crear una campaña de marketing y obtener capital de riesgo para ayudarla a crecer.

Los cafés suelen necesitar suministros como vasos de papel y tapas.

Las cafeterías exitosas generalmente tienen un tema. Este tema puede ser una referencia a la cultura pop, una alusión literaria, por ejemplo. El tema típicamente definirá la decoración, los menús, el marketing y otras opciones comerciales de la tienda. Una tienda puede tener un tema ecológico, dando a los clientes la oportunidad de probar cafés y alimentos orgánicos. Cuando inicie un café, intente pensar en un tema que sea divertido y fácil de entender para los clientes.

Tener una variedad de tés disponibles para los clientes es imprescindible para un café.

Cuando se trata de comenzar un café, la ubicación lo es todo. Los cafés exitosos han establecido pequeñas tiendas en las proximidades de los campus universitarios y lugares de trabajo, lo que los hace convenientes para que los consumidores accedan a ellos. Otros han ocupado espacio en librerías y centros comerciales con mucho tráfico para atraer a muchos clientes a lo largo del día. Cuando inicie una cafetería, tenga en cuenta la ubicación y elija un lugar que sea fácil de encontrar, con mucho espacio para estacionar y alumbrado público adecuado para los huéspedes que pasan la noche.

Una tabla tipo sándwich puede animar a los peatones a detenerse y probar una nueva cafetería.

Una cafetería también debe tener un excelente menú. Piense en un menú que irá junto con el tema del café, seleccione los diez mejores alimentos y bebidas y luego concéntrese en perfeccionar la calidad de un menú simple. Anime a los invitados a dar su opinión y si se solicitan más elementos del menú, considere agregar elementos del menú.

Iniciar un café también requiere una campaña de marketing inteligente. Las campañas de marketing pueden ser tan simples como crear folletos y distribuirlos en eventos y lugares públicos. Además, los propietarios de cafés pueden configurar un sitio web simple, usar las redes sociales para atraer un seguimiento constante de clientes y diseñar un programa de recompensas para los clientes que frecuentan la cafetería. El marketing es un aspecto importante de cualquier puesta en marcha, así que incorpórelo al plan de negocios desde el principio.

Elegir una buena ubicación es una parte importante de comenzar un café.

Para ayudar a que el café prospere, busque financiación para pequeñas empresas y capital de riesgo de inversores y préstamos para pequeñas empresas . Involucrar a otros ayuda a aumentar las posibilidades de que la cafetería tenga éxito. Varios socios pueden trabajar juntos para iniciar el café, manejar las operaciones diarias y mantener el equipo y el inventario necesarios para que funcione sin problemas.