Los tazones de vidrio para mezclar son una buena opción para un material no reactivo.

Los mejores consejos para hacer caramelo casero incluyen tener los suministros e ingredientes listos y considerar elementos como la temperatura de cocción, la proporción de azúcar y mantequilla y qué sabores secundarios incorporar, así como cómo obtener la forma deseada para su dulce una vez que se enfríe. Es fundamental medir previamente los ingredientes, invertir en utensilios para hornear resistentes al calor y utilizar la proporción de ingredientes para obtener la consistencia deseada. La vainilla , la sal y otros extractos o licores pueden proporcionar el toque final a una receta deliciosa, mientras que técnicas como la puntuación pueden ayudar con la presentación.

Un termómetro para dulces es útil para hacer caramelo.

Por lo general, es mejor colocar todos los suministros e ingredientes en el orden en que los usará antes de comenzar cualquier proyecto en la cocina. El caramelo casero se cocina rápidamente y requiere atención constante, e incluso varios segundos de sobrecocción pueden cambiar la consistencia deseada. Todos los ingredientes deben medirse previamente y dividirse en porciones, listos para ser vertidos en la cacerola en el momento adecuado. Hacer caramelo casero requiere cocinar a altas temperaturas y enfriar lentamente, por lo que los utensilios y recipientes resistentes al calor y no reactivos, como los tazones de acero inoxidable y vidrio, funcionan bien.

La proporción de ingredientes en el caramelo afecta su textura y consistencia final. La proporción de azúcar a mantequilla puede variar de 4: 3 a 16: 1 entre recetas. Por lo general, cuanto mayor es el contenido de azúcar y menos granulada es la mezcla de dulces, más duro se vuelve el dulce terminado, siempre que se caliente a la temperatura correcta. La mayoría de las recetas de caramelo quebradizo agregan maíz o jarabe de melaza para lograr la dureza adecuada.

Agregar varios otros ingredientes puede darle diferentes sabores al caramelo casero. Muchas recetas aconsejan usar mantequilla sin sal y agregar sal y vainilla más tarde para que tenga más control sobre el equilibrio de sabores. También se puede utilizar extracto de ron o varios licores. y la crema también es común, agregando suavidad y un sabor suave.

El tiempo de cocción adecuado es esencial para un excelente caramelo casero. Si no está seguro de cuánto tiempo calentar los ingredientes, comprar un termómetro para dulces puede decirle exactamente qué tan caliente está el dulce para que sepa cuándo retirarlo del fuego. De lo contrario, el caramelo sobrecalentado puede quedar gomoso y pegajoso en lugar de una salsa suave. Sin embargo, el caramelo duro necesita más tiempo de cocción para endurecerse por completo.

Si está preparando caramelos duros o quebradizos, encontrará que es difícil hacer un corte limpio una vez que el dulce se haya endurecido. Calificar el caramelo mientras aún está caliente en la sartén ayuda con este problema. También puede usar moldes para dulces resistentes al calor para obtener golosinas con formas personalizadas.