Para obtener el máximo sabor en el estofado de cuello de cordero, es mejor usar cordero . Los cocineros no deben tener miedo de usar sus especias favoritas y experimentar con los ingredientes, ya que el cordero coopera bien con una amplia gama de ingredientes. Sin embargo, la carne debe dorarse antes de preparar el guiso. Cualquier grasa resultante se puede eliminar después de preparar el plato. Si el guiso no contiene ingredientes con almidón, se puede usar un roux como espesante.

El aceite de argán se deriva del fruto del árbol de argán nativo de Marruecos.

Para empezar, las personas deben comprender la diferencia entre cordero y cordero. Ambos son técnicamente el mismo animal, pero el cordero es carne de un cordero más maduro. El cordero tiende a tener más sabor, mientras que la carne de animales más jóvenes tiende a ser más tierna. Al hacer estofado de cuello de cordero, es probable que el cordero sea una mejor opción porque tiene el potencial de aportar más sabor al caldo del plato, y los guisos suelen tener tiempos de cocción prolongados que permiten que las carnes se ablanden ampliamente. Si el tiempo de cocción debe reducirse significativamente por alguna razón, entonces es mejor elegir cordero sobre cordero.

El cuello de cordero se considera un plato de carne de sabor fuerte.

Una de las mejores cosas del estofado de cuello de cordero es su versatilidad. Se puede disfrutar de una forma muy sencilla, con poco más que sal y pimienta acompañada de cebolla, apio y zanahoria. El plato también puede ser delicioso cuando está muy decorado con ingredientes de sabor fuerte, como romero, canela y jengibre. En cualquier caso, una forma de agregar un sabor sustancial es marinar la carne en las especias preferidas durante varias horas o durante la noche antes de la preparación.

Lo mejor es dorar la carne antes de comenzar el guiso de cuello de cordero. Esto se puede hacer muy bien en la misma olla en la que se hará el guiso. Las opciones de oliva y argán son aceites ideales para la tarea. Como los cuellos de cordero tienen una gran cantidad de grasa, no se necesita mucho aceite. Una vez dorada, lo mejor es no escurrir la carne antes de proceder con el cocido de cuello de cordero. Usar los líquidos del dorado ayudará a realzar el sabor del plato.

Las preocupaciones sobre comer la grasa que puede resultar de preparar el estofado de cuello de cordero de esta manera se abordan mejor evitando el consumo inmediato. El estofado debe dejarse enfriar por completo e incluso debe refrigerarse si se deja durante la noche. Luego, antes de recalentar, la grasa congelada se puede quitar de la parte superior del guiso. Muchos cocineros creen que dejar reposar el guiso antes de comerlo también aumenta el sabor.

Hay varias formas de espesar el guiso. El que elija un cocinero se puede dejar a su preferencia. Es probable que las personas que agreguen papas o albóndigas no necesiten hacer nada más. Si estos elementos no están incluidos, un roux es una excelente manera de hacer el trabajo.