Cocinero

Los mejores consejos para hacer una cazuela de paleta de cordero son condimentar la carne antes de cocinarla, tapar la cazuela durante la cocción, rehogar la carne antes de ponerla en el plato y cocinarla durante mucho tiempo a fuego lento. La mayoría de los consejos relacionados con la cocción de la cazuela de paleta de cordero están diseñados para hacer que la carne sea lo más jugosa y tierna posible cuando se cocina. El condimento para el cordero generalmente incluye sal, pimienta y ramitas de romero. Los chefs deben usar ramitas frescas de romero siempre que sea posible.

Sazonar la carne antes de cocinarla en una cazuela de paleta de cordero es un consejo importante para obtener una carne sabrosa. Los chefs deben frotar toda la paleta de cordero en aceite de oliva, pimienta negra y sal. El objetivo es hacer que la cobertura sea lo más uniforme posible, por lo que es importante distribuir equitativamente los sabores por toda la carne. Las ramitas de romero fresco son tallos delgados cuyas hojas se desprenden como las plumas de una flecha. Estos se pueden clavar literalmente en la carne para distribuir el sabor por toda la paleta.

Estofar la carne es un consejo importante que debe usarse en la mayoría de los porros que cocina un chef. La carne contiene mucha grasa natural que se suma a la ternura y jugosidad de la carne. Para mantener esta grasa encerrada, los chefs a menudo fríen poco a poco el exterior de la carne antes de asar para sellar la grasa en su lugar. Al hacer una cazuela de paleta de cordero, el cordero debe estar estofado con la piel hacia abajo.

La cazuela de paleta de cordero es básicamente un conjunto de paleta de cordero cocinado en una salsa con verduras. La mayor parte de la cocción se realiza en el horno, donde los ingredientes se asan en una salsa elaborada con ingredientes como tomates y vino blanco. La función principal de la salsa es agregar humedad al plato, por lo que mantener esta humedad en la cocción es muy importante para los chefs. Poner una tapa sobre la cacerola atrapa esta humedad en su lugar y lo convierte en una cazuela más jugosa. Se puede usar caldo en lugar de la salsa de tomate y vino blanco, al igual que una variedad de otros líquidos.

Cocinar la cazuela de paleta de cordero a baja temperatura durante un largo período de tiempo también ayuda a mantener la humedad en el plato. La cazuela debe cocinarse a alrededor de 340 grados Fahrenheit (170 Celsius) durante dos horas y media. Los chefs a menudo usan un tenedor para ver con qué facilidad se puede separar el cordero, para garantizar la ternura. La paleta de cordero cocida a fuego lento debe separarse con poco esfuerzo.