Chalotes – enteros y en rodajas.

Al hacer vinagreta de chalota, los ingredientes deben prepararse y combinarse en función de sus sabores complementarios y los alimentos sobre los que se vertirán. Los vinagres dulces se combinan mejor con chalotas asadas en el horno. Los vinagres ligeros y picantes funcionan bien cuando se combinan con chalotas crudas picadas y hierbas verdes recién cortadas. Cada tipo de vinagreta debe seleccionarse prestando la misma atención a la ensalada, verduras o frutas con las que se servirá.

La vinagreta de chalota se sirve a menudo sobre rúcula.

Los chalotes son un tipo de cebolla pequeña e intensamente aromatizada. Se pueden encontrar en la sección de productos agrícolas de la mayoría de las tiendas de comestibles y mercados al aire libre. Por lo general, son el doble del tamaño de las cebollas perla, pero son menos de la mitad que las cebollas amarillas tradicionales. Deben quitarse la piel exterior de papel antes de su uso, y cada bulbo puede contener entre una y tres cápsulas interiores.

Algunas recetas de vinagreta de chalota se pueden hacer con anchoas y mostaza dijon.

Se puede usar cualquier tipo de vinagre para completar este tipo de aderezo único. La elección del vinagre a menudo depende de las preferencias de sabor del chef y del tipo de comida sobre la que se servirá la vinagreta de chalota. Las ensaladas dulces que contienen algunas frutas, nueces y quesos dulces a menudo combinan mejor con vinagres igualmente dulces, como los vinagres balsámicos , de sidra de manzana y de frambuesa. Las ensaladas saladas que contienen verduras como calabaza , zanahoria y calabacín tienden a tener mejor sabor cuando se cubren con vinagres ligeros, como vinagres de arroz, blanco y vino blanco.

Ensalada de bruschetta con albahaca fresca, tomates cortados en cubitos y vinagreta de chalota.

Para crear una vinagreta de chalota dulce, estas cebollas pequeñas deben asarse antes de usarlas. El proceso de cocción puede comenzar en una estufa caliente salteando las chalotas en aceite de oliva durante varios minutos. Luego deben colocarse en un horno tibio durante hasta media hora para permitir que las cebollas liberen completamente su jugo. Los chalotes se deben dejar enfriar un poco y luego se pueden colocar con su aceite y jugos en una licuadora o procesador de alimentos . Los ingredientes restantes para la vinagreta se pueden agregar y hacer puré juntos hasta que se forme un líquido espeso.

Las recetas o ensaladas que requieran una vinagreta de chalota picante se pueden preparar con chalotas crudas picadas. Las cebollas crudas se pueden picar a mano o con un procesador de alimentos, aunque no se deben hacer puré. Luego se pueden mezclar con un vinagre de color claro y claro y una variedad de hierbas. Se pueden agregar anchoas finamente picadas y mostaza de Dijon a este tipo de receta para crear un aderezo picante y salado que se destaca cuando se vierte sobre hojas de lechuga romana crujientes o espinacas tiernas frescas y rúcula.