Las buenas habilidades para escuchar son fundamentales para el éxito como consultor de ventas.

Para ser un consultor de ventas eficaz , se necesitan habilidades de escucha activa, empatía y la capacidad de hacer preguntas de sondeo adecuadas. Los consultores trabajan mejor cuando obtienen una imagen precisa de las necesidades del cliente y pueden sugerir soluciones que satisfagan esas necesidades. También es importante que comprendan a fondo los productos y servicios que representan para poder relacionarlos adecuadamente con los clientes adecuados.

Los consultores de ventas deben poder interactuar con los clientes uno a uno.

Contrariamente a la creencia popular, una personalidad excesivamente extrovertida no es necesaria para el éxito como consultor de ventas. De hecho, aquellos con personalidades más sutiles y habilidades auditivas naturales pueden obtener mejores resultados a largo plazo. La base del éxito de este trabajo es la construcción de relaciones. Esto no se puede lograr sin la capacidad de escuchar activamente lo que dice un cliente entre líneas y abordar de manera proactiva esos deseos e inquietudes.

Un consultor de ventas no solo debe centrarse en realizar una venta, sino también en un sólido servicio al cliente.

Además de ser un oyente eficaz, para tener éxito, un consultor también debe poseer la capacidad de ponerse en el lugar del cliente. Él o ella no solo debe enfocarse en realizar una venta y alcanzar una cierta cuota, sino también en un sólido servicio al cliente . Dado que la satisfacción del cliente y las ventas futuras tienden a estar directamente relacionadas con la calidad del servicio al cliente, pasar por alto los pequeños detalles puede ser perjudicial. Es importante que la persona sea accesible y acogedora, participando en pequeñas conversaciones que van más allá de la transacción de venta real.

Los consultores de ventas deben tener un alto nivel de conocimiento de los productos que venden.

Comprender las preferencias de los clientes y lo que motiva a los diferentes clientes es un aspecto importante de este trabajo. Por ejemplo, si un cliente minorista comercial no se siente cómodo con exhibidores elaborados, puede ser mejor que el consultor sugiera exhibidores más pequeños o espacio adicional en los estantes para aumentar el volumen de ventas. Los vendedores eficaces tienden a ser flexibles y creativos cuando se trata de idear posibles soluciones que a menudo implican un compromiso de ambas partes.

La capacidad de hacer preguntas de sondeo también es importante en una carrera de ventas exitosa. Sin poder determinar qué buscan o necesitan los clientes, será bastante difícil satisfacerlos. También es importante poder superar las posibles objeciones demostrando cómo otros productos distintos de los sugeridos originalmente pueden satisfacer las necesidades de los clientes.

Obtener un nivel adecuado de conocimiento del producto es vital para los consultores de ventas eficaces. Hacer sugerencias y aumentar las ventas puede resultar difícil si el consultor no conoce las opciones de productos disponibles y sus características. Es importante para él o ella poder hacer coincidir las características de los productos disponibles con los beneficios específicos que el cliente está buscando. El conocimiento también es crucial cuando llega el momento de educar a los clientes sobre lo que pueden proporcionar los productos y cómo pueden contribuir positivamente a los niveles de ganancias del cliente.