Las hojas de rábano picante pueden agregar sabor a una ensalada verde.

Los consejos más importantes para servir hojas de rábano son seleccionar verduras frescas y quitarlas de los rábanos inmediatamente. Si se dejan las hojas de rábano durante el almacenamiento, se pueden perder tanto la humedad como los nutrientes. Hay muchas formas diferentes de preparar rábanos verdes frescos, y pueden ser útiles en sopas, ensaladas, una variedad de otros platos y también como guarnición comestible. Las hojas de rábano se pueden usar crudas o cocidas, y agregan un sabor picante distintivo cuando se mezclan con lechuga y otras verduras suaves. Una forma de usar hojas de rábano en una sopa es hacer un puré y luego mezclarlo con caldo de pollo y otros ingredientes.

Los rábanos son vegetales que se cultivan más comúnmente para las raíces comestibles, aunque las hojas también se pueden comer. Si las hojas se toman de plantas maduras, es importante separarlas de los rábanos inmediatamente. Las hojas de rábano se pueden almacenar en el refrigerador durante aproximadamente una semana, aunque son mejores cuando están frescas. Si las hojas no se quitan antes del almacenamiento, los rábanos normalmente se secarán y también se perderán los nutrientes.

La mejor forma de preparar las hojas de rábano puede depender de la edad que tengan, ya que las hojas tiernas suelen presentar un sabor más sutil y una textura algo más delicada. Las hojas tiernas de rábano se pueden comer crudas, solas o en ensaladas, y las hojas maduras son útiles en una amplia variedad de platos. Las hojas maduras de rábano a veces son un poco espinosas, en cuyo caso no son tan adecuadas para comerlas crudas. Independientemente de la forma en que se sirvan las hojas, primero deben lavarse con agua fría y luego escurrirse o secarse.

Una de las mejores formas de utilizar hojas de rábano es en sopas. Se pueden agregar hojas enteras a una amplia variedad de recetas de sopa, aunque también es posible cortarlas en rodajas o en dados primero. Otra opción es hacer puré de verduras, lo que da como resultado una pasta picante. Este puré verde se puede agregar al caldo de pollo, ajo , cebollas y una variedad de otros ingredientes para hacer una sopa de hojas de rábano.

Las hojas de rábano son un complemento particularmente bueno para platos que también incluyen rábanos. Una opción es preparar un plato de pasta que incluya tanto rábanos como hojas de rábano. En este caso, los rábanos y las verduras se pueden agregar a una sartén caliente juntos. Después de un tiempo, las hojas comenzarán a marchitarse y los rábanos se volverán translúcidos aproximadamente al mismo tiempo, lo que indica que ambos están listos.