Mejores medicamentos para artritis: guía de uso y beneficios

La artritis se presenta en muchas formas y puede afectar a personas de distintas edades. Las variedades de artritis, aunque numerosas, se describen generalmente como artritis reumatoide u osteoartritis . Cualquiera que sea la variedad, el alivio del dolor y la inflamación es una parte importante del tratamiento. Los mejores medicamentos para la artritis serán los que tengan el efecto más positivo en el paciente. Debido a que las respuestas individuales a los medicamentos varían y debido a la posibilidad de efectos secundarios, encontrar los mejores medicamentos para la artritis puede ser un proceso difícil.

Los medicamentos para la artritis pueden aliviar el dolor, la hinchazón y la rigidez.

La osteoartritis es el tipo más común de artritis y es el resultado del uso excesivo de las articulaciones o de que estas carguen con demasiado peso. Las lesiones deportivas y el simple envejecimiento pueden provocar osteoartritis, además de tener sobrepeso durante largos períodos de tiempo. A medida que el cartílago entre los huesos se rompe, se produce rigidez y dolor cuando se mueve la articulación. El objetivo principal del tratamiento de la osteoartritis es el alivio del dolor , que se puede lograr con medicamentos para la artritis de varias categorías.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune.

Los analgésicos son simples analgésicos, como el acetaminofén , y son muy comunes para su uso como medicamentos para la artritis. Los fármacos antiinflamatorios no esteroides ( AINE ) también son comunes en el tratamiento de la artritis e incluyen naproxeno e ibuprofeno . Los inhibidores de COX-2 son una clase de AINE, pero se usan con menos frecuencia.

El naproxeno y otros AINE que se venden sin receta pueden tener efectos secundarios, especialmente cuando se usan a largo plazo para el dolor artrítico crónico.

La artritis reumatoide (AR) se diferencia de la osteoartritis en que es una enfermedad autoinmune, más que un simple desgaste de las articulaciones. Sin embargo, también es posible padecer ambos tipos de artritis al mismo tiempo. Por razones que no están claras para los médicos, las articulaciones son casi la única área afectada por la AR. Este mal funcionamiento del sistema inmunológico puede causar mayor daño a las articulaciones que la osteoartritis, así como otros síntomas además del dolor, como fiebre, pérdida de apetito y fatiga.

Las articulaciones persistentemente hinchadas también son comunes con la AR y a menudo ocurren en patrones simétricos. En otras palabras, si una mano se ve afectada, la otra también lo estará. La AR también puede afectar negativamente al corazón y los pulmones y causar erupciones cutáneas. Debido a la diferencia de síntomas y causas entre la osteoartritis y la AR, se emplean diferentes fármacos para la artritis en el tratamiento de la AR. Por ejemplo, los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME) están especialmente adaptados para poder tratar la AR cambiando el curso de la inflamación y, a veces, deteniendo su progresión.

La artritis causa dolor e inflamación en las articulaciones.

Para obtener los mejores resultados, los DMARD deben usarse de manera temprana y agresiva, ya que pueden tardar meses en funcionar. Los corticosteroides, a menudo llamados simplemente esteroides, pueden reducir rápidamente la hinchazón y la inflamación en las articulaciones y en otros lugares. Sin embargo, son muy potentes y pueden causar efectos secundarios graves si se usan durante demasiado tiempo o en dosis demasiado altas. Consultar con un profesional médico es la mejor manera para que las personas determinen qué medicamentos para la artritis son los mejores para sus situaciones.

 

Mira estos Artículos

Subir