Los pros y los contras son argumentos a favor o en contra de un tema en particular. Los pros son argumentos que apuntan a promover el tema, mientras que los contras sugieren puntos en contra. El término se ha utilizado desde el siglo XVI y es una abreviatura de una frase latina, pro et contra , que significa “a favor y en contra”. Considerar las ventajas y desventajas de un problema es una forma muy útil de sopesarlo cuidadosamente y tomar una decisión informada.

La gente usa los pros y los contras para tomar decisiones todos los días, como cuando están comprando, a veces sin darse cuenta.

Muchas personas se encuentran considerando los pros y los contras de la vida diaria, aunque es posible que no sean conscientes de ello. Por ejemplo, alguien que compra en un supermercado puede sopesar el costo de un artículo y la calidad para decidir si lo compra o no. Las personas que toman decisiones importantes, como comprar un automóvil o una casa nuevos, a menudo pasan mucho tiempo pensando en los efectos de la compra para estar seguros de que se tomará la decisión correcta.

La comparación de compras para compras grandes a menudo implica enumerar los pros y los contras.

Además de ser útiles en la vida diaria, los pros y los contras también pueden fortalecer los trabajos y debates académicos. Al sopesar las ventajas y desventajas de antemano, alguien puede considerar posibles objeciones a un punto, así como formas de descartar un contraargumento. Los autores expertos a menudo incluirán tales argumentos en un artículo para indicar que han considerado todos los lados de un problema y están seguros de que sus sentimientos son correctos. También se pueden usar para identificar debilidades en un argumento: si alguien nota una falta de discusión sobre las desventajas de un tema, por ejemplo, probablemente sea demasiado bueno para ser verdad.

Las parejas pueden discutir los pros y los contras de su relación.

Muchos políticos han perfeccionado el arte de examinar ambos lados de un tema, especialmente cuando se trata de cuestiones importantes. Se emplean asesores de campaña y de personal para investigar a fondo y con cuidado los problemas y, en última instancia, proporcionar una lista de ventajas y desventajas. Esta lista se puede usar para construir argumentos sólidos y persuasivos bien pensados ??que se pueden usar en la campaña electoral, en debates políticos, en el piso de un cuerpo legislativo o para contrarrestar declaraciones hechas por oponentes.

Cuando se utilizan los pros y los contras para tomar una decisión difícil, a muchas personas les resulta útil dividir una hoja de papel en dos columnas, escribiendo los pros en una columna y los contras en otra. A veces, proporcionar una guía visual clara permite que la decisión se vuelva obvia, ya que un lado puede superar abrumadoramente al otro. Al menos, sopesar ambos lados de un problema permitirá que alguien considere todos los aspectos de una situación.

Una persona puede considerar los pros y los contras de los alimentos al decidir un plan de dieta.