Tratamientos para Masas Hepáticas: Guía Completa

Una masa hepática , también conocida como hemangioma hepático , es un conjunto de vasos sanguíneos que se encuentran en el hígado. Estos vasos sanguíneos están poco desarrollados pero no son cancerosos por naturaleza. La mayoría de las masas hepáticas no requieren ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, la radioterapia y varios tipos de procedimientos quirúrgicos están indicados en algunas situaciones.

El tratamiento puede basarse en el tipo o etapa de la masa hepática.

En la mayoría de los casos, una masa hepática no produce ningún síntoma. De hecho, la mayoría de estas masas se encuentran durante las pruebas de rutina para otras enfermedades o afecciones. Dado que una masa hepática rara vez tiene efectos secundarios negativos para el paciente, muy a menudo no es necesaria ninguna intervención médica. El médico puede optar por observar la masa durante un período de tiempo solo para asegurarse de que no se desarrollen efectos secundarios que puedan ser perjudiciales para el paciente. A pesar de las preocupaciones de algunos pacientes, no existe evidencia médica de que la falta de tratamiento para estas masas conduzca alguna vez al cáncer de hígado.

Anuncios

En algunos casos, la masa del hígado crecerá y comenzará a presionar contra otros órganos o estructuras dentro del cuerpo. Si este crecimiento causa síntomas incómodos, existen opciones de tratamiento para ayudar a minimizar algunos de estos síntomas. Algunos de los síntomas que pueden asociarse con una masa hepática incluyen dolor en la parte superior derecha del abdomen , disminución del apetito o incluso náuseas y vómitos . A veces se usa radioterapia destinada a destruir las células de la masa. Sin embargo, dependiendo de la situación individual, varios tipos de intervención quirúrgica son los métodos de tratamiento más comunes para una masa hepática que causa síntomas.

Puede ser necesaria una cirugía para tratar una masa hepática.

Un tipo de cirugía implica la extirpación completa de la masa hepática. Este procedimiento solo es posible si la masa se puede separar fácilmente del hígado. Si el cirujano decide que esto no es posible, es posible que deba extirparse una parte del hígado junto con la masa real. Afortunadamente, este procedimiento generalmente no tiene un impacto negativo en el funcionamiento del hígado.

Anuncios

La masa hepática a menudo no requiere ningún tratamiento.

Un tipo diferente de procedimiento quirúrgico implica cortar el suministro de sangre a la arteria primaria que suministra sangre a la masa hepática. Este tipo de cirugía a menudo hace que la masa se encoja o al menos deje de crecer. Dado que el hígado también obtiene su suministro de sangre de otros vasos, este procedimiento no afecta la función hepática. En muy raras ocasiones, cuando la masa es muy grande o hay masas múltiples, se puede recomendar un trasplante de hígado.

Se puede usar una ecografía hepática para detectar una masa hepática.

Anuncios

 

Mira estos Artículos

Subir