El grafeno parece destinado a convertirse en uno de los descubrimientos científicos más revolucionarios de todos los tiempos. Este alótropo de carbono simple posee cualidades físicas nunca antes vistas y un potencial casi impensable en términos de la gran cantidad de sus posibles aplicaciones. Es, literalmente, una capa de átomos que se puede mover, más rígida que un diamante, totalmente impermeable y con una densidad de corriente eléctrica un millón de veces mejor que la del cobre . En la actualidad, la gran cantidad de usos potenciales del grafeno son básicamente eso: usos potenciales. El desarrollo de este material aún está en pañales, pero las posibles aplicaciones incluyen tecnología de pantalla táctil, componentes electrónicos semiconductores y sensores de gas.

En el futuro, el grafeno se puede utilizar para la tecnología de pantalla táctil.

En términos científicos, el grafeno es una de las sustancias más anómalas jamás investigadas. En la práctica, es un simple alótropo de carbono, lo que significa que es una de varias formas posibles de carbono, siendo el diamante otra. El grafeno es básicamente una capa atómica única de moléculas de carbono que no solo es lo suficientemente rígida para recoger, sino que también es visible a simple vista. Es totalmente impermeable, posee una excelente conductividad térmica y eléctrica y es resistente al ataque de ácidos y álcalis fuertes. También exhibe una resistencia y flexibilidad excepcionales y también tiene buenas propiedades ópticas.

Todas estas propiedades hacen del grafeno uno de los materiales más interesantes y ricos en potencial de todos los tiempos. La investigación y el desarrollo de los posibles usos del grafeno todavía se encuentran en la parte inferior de lo que promete ser una curva empinada, pero el trabajo inicial ha arrojado algunos resultados muy alentadores. Una de las industrias que más se beneficia de los muchos usos potenciales del grafeno es la ingeniería electrónica . Las pantallas táctiles flexibles, los componentes semiconductores de alta eficiencia y los superconductores a temperatura ambiente son solo algunos de los posibles usos del grafeno en este sector industrial.

La naturaleza impermeable del grafeno y su reacción molecular al contacto con los gases también lo convierten en un fuerte competidor para su uso en equipos de detección de gases. Además, su naturaleza inerte es muy prometedora para el desarrollo de recubrimientos resistentes a ácidos y álcalis. El hecho de que sea un material que pueda producir la red atómica única más delgada y que tenga buenas propiedades ópticas también significa que sería una excelente membrana de soporte para microscopios electrónicos. Aunque la aplicación comercial a gran escala de todas estas aplicaciones probablemente aún falten años a partir de 2011, los posibles usos del grafeno son demasiado importantes para que no haya creado interés y una ola considerable de nuevas investigaciones.