Las cerezas se pueden utilizar como guarnición.

Para cocinar como un chef profesional, las personas deben comprender la importancia de la presentación de los alimentos. Nada completa una comida deliciosa como las opciones de guarnición adecuadas. Las guarniciones son pequeñas adiciones de hierbas, verduras en rodajas especiales u otros elementos que se pueden usar para realzar el color de un plato, proporcionar contraste o agregar un toque final festivo. Cuando se usan correctamente, estas adiciones pueden ayudar a transformar una comida común en una ocasión especial.

Las fresas son una excelente guarnición.

Las guarniciones se pueden usar durante una comida para agregar impacto a la elección de alimentos. Por ejemplo, las espirales de pepino rizadas son una adición popular para ensaladas. Las papas a menudo se espolvorean con perejil o cebollino para agregar contraste. Para el postre, los sundaes de helado se sirven con frecuencia con una cereza al marrasquino encima.

También hay muchos tipos diferentes de guarniciones para cócteles. Las rodajas de limón, las cerezas, los palitos de zanahoria , las aceitunas para cóctel, los camarones, las fresas y las rodajas de sandía se utilizan en una variedad de bebidas mixtas. Las bebidas alcohólicas a base de whisky o brandy suelen tener adiciones mínimas.

Una guarnición realza el aspecto decorativo de un plato, como espirales de pepino en una ensalada.

Tradicionalmente, estas adiciones están asociadas con un alimento específico y muchos libros de cocina ofrecen sugerencias dentro de la receta. A muchos cocineros les gusta experimentar con sus propias ideas para expresar su creatividad en la cocina. Alguien que se tropieza con una gran opción puede incluso lograr iniciar su propia tendencia culinaria.

Para adornar la comida en casa, un cocinero deberá tener a mano las herramientas adecuadas. Un estante de especias bien surtido , un cuchillo afilado, un rallador, brochetas y una variedad de cortadores de galletas harán que estas adiciones sean más fáciles de crear. Otras herramientas útiles incluyen pinceles de pastelería, un descorazonador de manzanas, una bola de melón y un rizador de mantequilla.

Un bife a la plancha con guarnición de romero.

Para asegurar una apariencia crujiente, las guarniciones deben agregarse a los alimentos justo antes de servir. Los cocineros que necesiten preparar la comida con anticipación pueden guardar la guarnición en un recipiente hermético cubierto con una envoltura de plástico . Las manzanas, plátanos, papas y otros artículos que pueden decolorarse también se pueden cepillar con jugo de limón para ayudar a preservar su apariencia.

Aunque las guarniciones a veces se confunden con los condimentos, estos dos términos no son intercambiables. Una guarnición es simplemente decorativa, pero se usa un condimento para agregar sabor a un alimento en particular. Ejemplos de condimentos populares incluyen ketchup, mostaza, salsa barbacoa, aderezo ranch, salsa de soja, mayonesa y salsa Tabasco.