Qué es la Filología

La filología es la ciencia que tiene como objetivo estudiar un idioma a través de textos escritos. En un contexto más amplio, la filología también ocupa la literatura y la cultura de ciertas personas.

Definición

La filología analiza los problemas de datación, localización y edición de textos.
Para ello, se basa en la historia y sus ramas (como la historia de las religiones, etc.), en la lingüística, en la gramática, en la estilística, pero también en disciplinas relacionadas con la arqueología, como la epigrafía o la papirología.

filología-que-es-significado-definicion-tipos

Origen Etimológico

Deriva del griego “philologia“, de los términos “philos“, que significa “Amor, afecto, Amado, querido“, y “Logos“, que significa “Palabra, articulación, razón“, describiendo un amor por el aprendizaje.

En la literatura, así como en la argumentación y el razonamiento, reflejando la gama de actividades incluidas en el contexto de la noción de “logos” .

El término cambió poco con la philologia latina, y más tarde entró en la lengua inglesa en el siglo XVI, desde el medio francés Philologie, en el sentido de “amor por la literatura“.

Historia

Inicialmente, se limitó al estudio de las ideas a través de la crítica textual.
Sin embargo, esta ciencia progresó y comenzó a interesarse por la historia, las instituciones y las manifestaciones culturales.

Este interés surgió con el objetivo de obtener un conocimiento más amplio del mundo clásico a través del estudio de textos literarios.

Las primeras obras sobre el lenguaje y la literatura fueron realizadas por la gramática de Alejandría y los sofistas de Atenas, que se encargaban de publicar versiones fiables de obras literarias.

Aristóteles de Bizancio es considerado por muchos autores como el precursor de la filología, porque sus métodos fueron utilizados por varios otros pensadores, como su discípulo Aristarco.

Filología Clásica

La filología clásica o antigua se considera una rama de la filosofía y estudios de elementos literarios de la antigüedad clásica. Esta rama incorpora la filología griega y latina.

Se originó como una ciencia en el Renacimiento, y surgió gracias a una afinidad con la cultura greco-latina.

Filología Románica

Tiene como objeto de estudio las transformaciones que se produjeron del latín vulgar en lenguas románicas, por ejemplo: portugués y español.

En el siglo XIX, la metodología utilizada por la clásica se aplicó en otros idiomas, y como consecuencia surgió la románica, germánica, hispana, etc.

Filología y Lingüística

La filología y la lingüística tienen el mismo objeto de estudio: el lenguaje.
Sin embargo, estas dos ciencias también presentan diferencias, porque mientras que la lingüística se centra más en el lenguaje en su aspecto práctico, la filología se concentra en la reconstrucción de textos literarios antiguos.