Significado | Concepto | Definición:

La importancia del reciclaje de monitores se ha hecho evidente, ya que cada año se desechan y reemplazan más y más aparatos electrónicos viejos. La llegada de los televisores de pantalla plana y los monitores de computadora puede eventualmente disminuir la necesidad de reciclar los monitores. Los monitores más antiguos suelen consistir en una pantalla de vidrio grueso frente a un tubo de rayos catódicos (CRT). El vidrio y el CRT juntos pueden contener hasta ocho libras de plomo, dependiendo del tamaño del monitor. Cuando los materiales que contienen plomo se desechan en rellenos sanitarios , el plomo puede filtrarse al suelo y al agua subterránea, lo que puede representar un riesgo para la salud de los seres humanos.

Los monitores de computadora rotos deben dejarse en un centro de reciclaje de desechos electrónicos debido a los componentes peligrosos.

El plomo no es el único material peligroso presente en los equipos electrónicos. Están presentes mercurio, cadmio y sustancias químicas retardantes de llama. Estos productos químicos representan un peligro particular para la salud de los seres humanos, porque son bioacumulativos. Esto significa que se acumulan en nuestros cuerpos en lugar de filtrarse. Se sabe que los metales pesados ​​como el plomo y el mercurio están relacionados con defectos de nacimiento y daños en el sistema nervioso cuando se producen niveles de exposición no saludables.

Una persona debe eliminar sus datos de un teléfono celular antes de reciclarlos.

El reciclaje responsable de monitores es de gran importancia, debido a los materiales peligrosos que, por lo tanto, se evita que afecten negativamente al medio ambiente del que dependemos. Si bien los equipos electrónicos, como un monitor CRT, no representan ningún peligro para la salud cuando los usa un consumidor, no deben tirarse o incinerarse de la misma manera que la basura orgánica, debido a los materiales potencialmente dañinos que contiene. Hay muchas empresas que llevan a cabo el reciclaje de monitores de manera responsable separando los materiales peligrosos para su reutilización o eliminación segura.

La llegada de los monitores de pantalla plana puede reducir la necesidad de reciclarlos.

Cuando se lleva un monitor a una instalación de reciclaje, se puede reacondicionar y vender, si se determina que aún se puede utilizar. De lo contrario, se somete a un proceso llamado desfabricación, donde se reduce a sus materias primas originales. Algunos componentes eléctricos útiles pueden recolectarse como parte del reciclaje de monitores, mientras que materiales como plástico, vidrio y metales preciosos se someten a un procesamiento adicional. Esto implica triturar estos materiales en trozos pequeños y fundirlos. Los sistemas avanzados de filtrado de aire en muchas instalaciones pueden lograr este paso sin que se liberen emisiones tóxicas al aire.

Monitorear el reciclaje es importante debido a la cantidad de plomo nocivo que contienen.

Al reciclar productos electrónicos que pueden contener datos confidenciales, como discos duros de computadoras y teléfonos celulares, estos no deben considerarse simplemente como chatarra. La realidad es que incluso los archivos eliminados siguen presentes en un disco duro hasta que se escriben por completo. Los discos duros y otros dispositivos de almacenamiento de datos deben destruirse por completo como parte del proceso de reciclaje, para evitar comprometer datos personales importantes.

Los CRT utilizados en monitores más antiguos contienen una gran cantidad de plomo.

Los discos duros de las computadoras deben destruirse por completo durante el reciclaje para proteger los datos confidenciales.